El dinero ya no gana títulos

0
1325
Leicester City por Pioeb Imágenes de apoyo vía Wikimedia Commons

 

El flamante título de Premier League del Leicester City sigue y seguirá dando de qué hablar durante mucho tiempo. El cuento de hadas que significa su hazaña podrá seguir buscando explicaciones para cada factor pero quizá uno que se haya desmitificado es el económico, y cómo éste no impidió que los “Foxes” arrasaran en la Premier.

En 2013, el entonces técnico del West Ham, Sam Allardyce, decía que “Donde termines en la liga dependerá de cuánto dinero hayas gastado”, lo señaló como un hecho estadístico. Al momento del comentario, pudo no parecer uno descabellado. De hecho, raro hubiera sido no darle la razón, pero sucede que tres años después las cosas cambiaron drásticamente y quizá nunca más tendrá validez aquello que dijo el estratega.

Leicester_City_FC_logoEl Leicester rozó el descenso la temporada pasada, y comenzó la actual siendo un firme candidato para el mismo. En su rápido ascenso a los primeros puestos de la Premier no solamente desafió a los corredores de apuestas (el que fuera campeón se pagaba 5,000 a 1), sino también a la relación existente y casi férrea entre la remuneración económica-desempeño en la Premier.

Según estimó The Economist, desde la 95-96, el campeón promedio de liga había gastado 2.25 veces más en salarios que el equipo de la mediana. Los cuatro clubes con las facturas más altas en salarios durante ese periodo fueron Arsenal, Chelsea, Manchester United y Liverpool; ninguno de ellos terminó por debajo de los primeros 4 puestos el 80% de las veces.

Por el contrario, se estima que la nómina del Leicester era solamente tres cuartas partes de la mediana de la Premier este año, lo cual los hizo el segundo club en la historia de la EPL, después del Newcastle United en la 01-02, en incluso colarse entre los primeros cuatro puestos teniendo una masa salarial menor a la media.

Leicester City¿Cuánto crece Leicester City tras el título?

Averígualo AQUÍ

El club debe su título en gran parte a innovaciones tácticas que permitieron desbloquear el potencial de jugadores de poco renombre como lo eran Jamie Vardy o Riyad Mahrez. Ahora el valor de estos activos ya no es un secreto, y serán seguramente objeto de deseo para los grandes de la Premier.

Si el Leicester evita que clubes como el City y el Chelsea se hagan de sus mayores estrellas, tendrán que seguir desarrollando nuevas formas de ganar con jugadores infravalorados, una tarea difícil, pero como ya lo vio el mundo entero, para nada imposible. Tendrán, asimismo, que saber invertir los ingresos obtenidos por ser campeones y por haber accedido de manera directa a la próxima Champions League, si es que aspiran a unirse a la élite financiera del fútbol inglés.

  • El Chelsea tuvo un porcentaje salarial más del 200% mayor al del Leicester a lo largo de la temporada. El presupuesto salarial de los “Blues” fue de €209,000,000; el del Leicester, de €64,000,000. Chelsea no consiguió boleto para competencias europeas.
  • En su primera temporada al mando de los “Foxes”, Claudio Ranieri no bajó del sexto puesto en toda la temporada.

No hay comentarios

Dejar una respuesta