Porto, manchado por el narcotráfico

0
795
Porto Manchado por el narcotráfico
By Clément Bucco-Lechat (Own work) [CC BY-SA 3.0 or GFDL], via Wikimedia Commons

El Grupo Comercializador Cónclave, empresa vinculada al Cártel de Juárez, habría participado en las adquisiciones de Jackson Martínez, Héctor Quiñones, y el mexicano Diego Reyes por parte del Porto, según informó una investigación de Aristegui Noticias.

Según el reporte, Grupo Comercializador Cónclave era representada por Rodolfo Dávila Córdoba, quien estuvo preso entre 2005 y 2010 por ejercer como operador financiero del Cártel de Juárez, organización narcotraficante en la que Amado Carrillo Fuentes estaba al mando.

PortoFue el mismo club portugués que se encargó de entregar reportes financieros al mercado de valores portugués, en los cuales indican que “en el periodo de seis meses finalizado el 31 de diciembre de 2012, los servicios de intermediación fueron proporcionados por las entidades Northfields Sports BV, Grupo Comercializador Cónclave SA y el agente Giancarlo Uda”. Es en el periodo mencionado en que el cuadro lusitano cerró los traspasos de Diego Reyes, procedente del América, y los colombianos Héctor Quiñones y Jackson Martínez, provenientes del Deportivo de Cali y los Jaguares de Chiapas respectivamente.

En el caso del defensa central mexicano, la empresa intermediaria con el Porto fue Northfields Sports BV, mientras que con Jackson intervino Guillero Lara, afamado representante de jugadores en México y quien ya había estado vinculado con el narcotráfico, precisamente con el Cártel de Juárez. Entre 2003 y 2006, jefes de la droga, paramilitares y guerrilleros colombianos, presuntamente habrían hecho inversiones en el fútbol mexicano. Dentro de los nombres que figuran en cuanto a estas operaciones, aparecen Carlos Ahumada, quien dejó en la ruina al Santos Laguna, y Guillermo Lara.

  • Guillermo Lara trajo a Jackson Martínez a los Jaguares de Chiapas por $100,000 USD. Lo vendió al Porto por 9.6 millones de euros.
  • Rodolfo Dávila Córdoba ganó contratos por 400 millones de pesos de la Cruzada contra el Hambre.

No hay comentarios

Dejar una respuesta