¿Qué ha sido del caso “FIFAGate”?

0
175

Recientemente se ha retomado, para muchos, el caso de corrupción que involucra a la FIFA. El caso no es que haya sido olvidado pero amerita un proceso bastante complejo de investigación por lo que da como resultado que los periodos de información nueva no sean constantes. Es quizá que por esa razón se pierda el interés de lo que en verdad implica, y probablemente se nos olvida, pues el deporte más popular del mundo está siendo dañado por los intereses de muchos.

¿Cómo empieza todo?

Los rumores sobre algo ilegal eran cada vez más constantes por lo que el FBI empezó las investigaciones en 2001 basándose en información que provenía desde el año 1991. La investigación inicial, y por la que aún siguen saliendo culpables, habla sobre la atribución de derechos mediáticos y derechos de mercadotecnia y patrocinio tanto para Estados Unidos como para Sudamérica.

Las cifras iniciales apuntaron a $150 millones de dólares, implicando acusación de fraude y lavado de dinero, para inferir en la apertura comercial de medios de comunicación y derechos televisivos en el continente americano; de esa cifra se habla de por lo menos $110 millones como soborno para la Copa América en 2016.

Para el caso específico de los derechos televisivos, la investigación señaló pagos a dirigentes de la CONMEBOL para asegurar dichos derechos por la transmisión de 4 versiones de la Copa América, en donde sobresale la participación de la empresa “Torneos y Competencias (T&T)” la cual accedió a pagar $112 millones para miembros de la CONMEBOL. Posterior a eso, simplemente salió a la luz que también existieron otros pagos por parte de empresas televisivas para salir favorecidas en la comercialización.

Cuando Blatter decide renunciar

Todas las implicaciones salientes dieron argumentos suficientes para que se empezara a cuestionar todos los procesos en la FIFA, en específico relacionado a los torneos de la Copa del Mundo. Mucho se hablaba de la compra de votos para las ediciones de Rusia 2018 y Qatar 2022 y la emblemática insistencia de Blatter en intentar establecer una lógica de competitividad deportiva en dichas sedes.

Debido a todos los escándalos, muchos patrocinadores ponían bajo condiciones su seguimiento dejando clara su postura al no estar de acuerdo con las decisiones e implicaciones que podrían acusar a Blatter. La presión fue tal, además que la gente cercana al antiguo Presidente de la FIFA resultaba involucrada en todo el proceso culpatorio, que Blatter decide renunciar en junio de 2015 y declararse inocente poniéndose a disposición de las investigaciones.

Acá se inicia una segunda investigación, ahora desarrollada por el Ministerio Público de Suiza. En dicha investigación se desarrolla la compra de votos y lavado de dinero para Rusia y Qatar.

Las acusaciones al día de hoy

Durante todo el proceso han salido diferentes personajes. Algunos han sido declarados culpables, otros han obtenido libertad bajo fianza, algunos otros solo han sido detenidos y alguno que otro está prófugo.

De las evidencias más interesantes han sido las declaraciones de los personajes detenidos o entregados, pues han dado información tan detallada que simplemente va involucrando a más personas y empresas.

Concretamente, las declaraciones de Alejandro Burzaco, ex CEO de Torneos y Competencias, han abierto la investigación a nuevos escenarios. El 14 de Noviembre su declaración en los tribunales de Brooklyn, entre tanto, confesó haber hecho pagos de sobornos entre 2010 y 2015, además que acusó a Juan Ángel Napout (expresidente de la Conmebol), Manuel Burga (expresidente de la Federación Peruana de Futbol) y José María Marín (expresidente de la Federación Brasileña de Futbol) de haber recibido pagos de $4.5 millones, $3.6 y $2.7 respectivamente; así mismo aseguró que empresas televisivas como Fox Sports, Televisa, Media Pro, TV Globo, Full Play y Traffic fueron parte de los sobornos para derechos televisivos.

De la información sobresaliente es la que inculpa a Fox Sports, pues se asegura que se firmó un contrato falso en 2008 que justificaba un pago de $3.7 millones como resultado de sobornos a funcionarios de CONMEBOL. Dicha acusación fue inmediatamente negada por la empresa, aunque está claro que eso solo dio inicio a una ardua investigación.

¿Cómo se reparten las marcas los uniformes de Rusia 2018?

Averígualo AQUÍ

Por otro lado, uno de los nombres con mayor involucramiento es Julio Grondona, expresidente de la AFA. La declaración tal cual lo acusa de tener conocimiento de todo el movimiento, pues él era el que decidía quién y cuánto recibía de dinero. Burzaco detalló cómo era el pago del soborno a Grondona: la empresa T&T (con sede en las Islas Caimán y dueña de los derechos de TV de las Copas Libertadores, Sudamericana y América) transfería el dinero a una casa de cambio en Argentina, que le pagaba a Grondona en efectivo. Esa empresa era Alhec Tours, la que fue considerada “la financiera del fútbol argentino”. Así mismo, se especifica que en 2006 le pagó $600,000 dólares, pero que después la cifra terminó en 1 millón, y que para 2012 el pago ya había alcanzado los $1.2 millones.

Pero, dado que ya no hay personaje a cuál acusar (Grondona falleció en 2014), la investigación se ha centrado en la participación de Napout, Burga y Marín. Por ejemplo, se habla de un pago de $4 millones de dólares para Jorge Delhón, quien se suicidó después de que su nombre fuera revelado, y Pablo Paladino del programa “Futbol para todos”. También, la confirmación de un pago de $1 millón para Grondona por parte Ricardo Texeira por haber votado a favor del Mundial de Qatar, entradas al Mundial a cambio de favores, una propuesta por parte de Napout para que él o Platini fuera electo como Presidente de la FIFA, un robo de $5 millones a la FIFA por parte de Nicolás Leoz por una indemnización para CONMEBOL pero que fue directamente a la cuenta del paraguayo y, algo poco mencionado, un pago de $200,000 dólares a Lionel Messi, que luego repartía a los demás jugadores de Argentina, por cada amistoso.

A través de toda su carrera profesional, Burzaco estima que sobornó aproximadamente a 30 personas y un monto total equivalente a $160 millones de dólares.

El caso Televisa

Sin duda las declaraciones involucran en absoluto a personajes de Sudamérica pero algo que llamó la atención es el nombre de Televisa como una de las empresas que participó en todo el proceso. Cuando la investigación surgió, se habló de una empresa conocida como Mountrigi que fungió como compradora única de los derechos de las ediciones de a de la Copa del Mundo, dicha empresa resultó una “filial” de la mexicana. De forma inmediata, Grupo Televisa negó todo tipo de acusaciones.

Sin embargo, hace unas semanas, The New York Times retomó el tema haciendo énfasis en lo ya sabido. Ante esto, Yon de Luisa simplemente se limitó a negar lo ya mencionado y dejando un proceso de incertidumbre mediático ante la también reciente “renegociación” para la transmisión de los derechos de la selección mexicana.

Tras las recientes declaraciones, se mencionó que Televisa, junto con O Globo y Torneos, acordaron en marzo de 2013 pagar un soborno de $15 millones de pesos a Julio Grondona por el aseguramiento de los derechos de TV para los Mundiales de 2026 y 2030. Las 3 empresas, aprovecharon una reunión del Comité Ejecutivo de la FIFA en Zurich; el pago fue hecho en su totalidad a través del banco Suizo Julius Baer en diversas cuentas.

Aparentemente las declaraciones no se han concentrado todavía en la empresa mexicana, inclusive sigue estando en el limbo el nombre del involucrado, por lo que no se le ha dado el interés necesario en territorio mexicano. Cabe destacar que todo el proceso sigue activo por lo que cada día sale información que simplemente va dejando más claro el camino y todos sus participantes, por lo que en cualquier momento pueden surgir las evidencias suficientes para que todos los involucrados en el enriquecimiento personal a través del futbol sean revelados.

En definitiva, es un proceso pesado pero que debe arrojar interés en todos a quienes consideramos al futbol como una parte importante en nuestras vidas, porque nos importa un gol pero no qué hay detrás de él.

No hay comentarios

Dejar una respuesta