El nuevo mundo de las apuestas deportivas

0
832

Si metieron dinero en Las Vegas a la apertura de las apuestas en todo EE.UU., es momento de cobrar.

La Suprema Corte de Justicia de Estados Unidos anuló el pasado 14 de mayo la ley que prohibía las apuestas deportivas en la mayoría de los estados del país vecino (Ley conocida como PASPA, “The Professional and Amateur Sports Protection Act”), por lo que ahora veremos un panorama distinto en los deportes de dicho país.

Antescedentes

La llamada Ley PASPA fue firmada en 1992 y entró en vigor un año más tarde. Básicamente, prohibía que los gobiernos estatales regularan (y, por lo tanto, cobraran impuestos) de las apuestas deportivas, por lo que su práctica no podía realizarse dentro de los márgenes de la ley.

Nevada quedó excluida de su cumplimiento, además de algunos limitantes en Oregon, Delaware y Montana, por lo que, para el resto de los estados, apostar en deportes se volvió una acción no regulada.

¿Qué cambia?

La anulación de la ley no significa que las apuestas deportivas sean ahora legales en todos los estados. El anuncio de la SCJ significa que ahora cada estado tendrá la posibilidad de regularlo como ellos consideren.

Estados como Nueva Jersey, Virginia y Pensilvana ya comenzaron a preparar legislaciones para regularlo según reportó Forbes, mientras que otros como Nueva York o Massachusetts están por hacerlo.

Ahora, hay tres factores de negocio principales a analizar tras estas modificaciones:

Las apuestas deportivas

Esto dejará un gran impacto económico en el país amante del deporte y el juego. De acuerdo al Nevada Gaming Control, un total de $4,800 millones de dólares fueron apostados en relación al deporte en 2017, pero eso es poco en comparación con las apuestas ilegales, que según la American Gaming Association fueron de $150,000 millones el año pasado.

Para poner en perspectiva los $150,000 millones que se apostaron ilegalmente en EE.UU. en 2017. La publicación Forbes saca un ranking de los 50 equipos más valiosos año con año, el valor de los 50 equipos juntos es de $122,258 millones USD, apenas el 81.5% del total de las apuestas ilegales.

El objetivo principal es invertir ese porcentaje (actualmente 96.8% vs 3.2%), para así poder regular estos ingreso con un objetivo final: impuestos y ganancia para el estado.

Para poner en perspectiva. El NY Times reportó que en Gran Bretaña se apostaron cerca de $20,000 millones de dólares en 2017 y hay que considerar que ahí viven poco más de 65 millones de habitantes, mientras que en Estados Unidos el número supera los 325 millones.

Mismo caso sucede con las compañías, pues empresas como Bet365 y William Hill superaron los $2,500 millones de dólares en ingresos el año pasado cada una, eso sin entrar en la gran mayoría de EE.UU.

También lo veremos con compañías que ya son muy potentes en el país del norte como Fan Duel y Draft Kings, enfocadas tradicionalmente a juegos de fantasy online, que han declarado abiertamente que entrarán a las apuestas deportivas.

Las ligas

En cuestión de ligas, el principal objetivo serán las alianzas y socios oficiales que se puedan obtener según el estado. Estos se verán reflejados en los ingresos millonarios de ligas como la NBA o la NFL, que a su vez, por sus contratos colectivos de trabajo, recaen en mayores ganancias para los jugadores.

A esto hay que agregarle que la Fantasy Sports Trade Association calculó que hubo más de 55 millones de usuarios jugando algún deporte de Fantasy en Estados Unidos en 2017.

¿Qué ligas de EE.UU. ofrecen streaming en plataformas de OTT?

Averígualo AQUÍ

Los medios de comunicación

Hay un doble acercamiento con los medios de comunicación.

Primero está el nuevo guiño hacia el telespectador, que ha aumentado su preferencia hacia el contenido en streaming y dejando a un lado la televisión tradicional. La inminente llegada de las apuestas reguladas volverá a ser un gancho para cadenas como ESPN, ABC, NBC, FOX y CBS.

El segundo punto es la creación de contenido dirigido específicamente para el apostador, que ya existe, pero ahora podrá dirigirse y moverse en medios más tradicionales y no necesariamente en canales especializados como se hacía hasta ahora.

De manera global, la inminente llegada de las apuestas a los deportes en Estados Unidos es uno de los acontecimientos con mayor impacto general en los últimos años.

No hay comentarios

Dejar una respuesta