¿Qué son los discos olímpicos?

0
174

Para los amantes del gimnasio y ejercicios de fuerza, los discos olímpicos son indispensables. Son una gran herramienta que ayuda a la rutina, pero no todos son iguales, sus tamaños y peso varían. Los discos olímpicos tienen un orificio central para poder colocar las barras. Aun así, muchos optan también por utilizarlos sueltos como método de fuerza y para hacer otros ejercicios.

Tipos de discos olímpicos

Por un lado, podemos distinguir los discos según el peso y el diámetro exterior. Por otro lado, se puede hacer una categorización según su finalidad y el material de fabricación.

1. Discos olímpicos estándar

Los discos olímpicos estándar son aquellos que tienen un diámetro exterior de 450 mm en sus mayores pesos, o al menos en el de mayor peso. Esta medida permite que los movimientos multiarticulares se realicen con mayor seguridad y eficiencia, y así evitar lesiones.

En cuanto al grosor de los discos olímpicos estándar, puede ser variable. Mientras que los que se utilizan en competencias oficiales presentan un grosor reducido para maximizar la capacidad de carga de la barra, los de entrenamiento son un poco más gruesos.

2. Discos olímpicos fraccionales o intermedios

Los discos fraccionales o intermedios son los que cuentan con un peso inferior a los 10 kilos y un diámetro exterior inferior a los 45 centímetros. La finalidad de estos discos es favorecer una progresión de cargas lo más natural e individualizada posible. Esto evita que haya saltos de peso excesivos. También son usados en mancuernas con mangos de 50 mm de diámetro.

Igualmente, es posible encontrar discos de este tipo de 5 kilos o menos, pero con un diámetro externo iguales al estándar. Son conocidos como “discos técnicos” y se utilizan para el entrenamiento y perfeccionamiento de los ejercicios. Generalmente son fabricados en plástico, de color blanco o rojo. Los discos técnicos combinan entonces los beneficios de los discos olímpicos estándar y los de los fraccionales.

3. Discos de metal o de fundición

Su principal uso es en los entrenamientos de powerlifting o de fuerza general. Estos discos tienen una gran variedad de opciones:

  • Discos de fundición básicos: son los discos de hierro por excelencia. Son económicos y el tamaño y grosor varía según las marcas.
  • Discos de fundición mecanizados: Algunas marcas someten los discos de hierro fundido a un proceso de mecanizado para eliminar el material sobrante del disco. Son bastante especiales, por lo que no es fácil encontrarlos en el mercado.
  • Discos de fundición con cubierta de goma/uretano: son los que suelen estar en los gimnasios de cadena. La fina cubierta de goma o de poliuretano hace que sean más duraderos.
  • Discos de acero calibrados o reglamentarios: son aquellos destinados al powerlifting competitivo. Tienen un grosor inferior al del resto de discos metal para maximizar la capacidad de carga en la barra.

4. Discos de goma

Son discos olímpicos fabricados 100 por ciento en goma de alta densidad, excepto la arandela central metálica por donde se introducen las mangas de la barra. Son utilizados para ejercicios de crossfit por ejemplo, ya que se puede dejar caer sin dañar su superficie.

¿Cuáles son los mejores discos olímpicos?

Como en todo accesorio deportivo, la elección de compra dependerá de los objetivos. Por suerte este punto está bastante claro en cada tipo de discos olímpicos. Con toda la información brindada, ya podrás elegir el tuyo y realizar ejercicio de manera correcta y sin riesgo de lesiones.

No hay comentarios

Dejar una respuesta