El negocio de la Copa Oro

0
227
Fotografía original de aficionados en la Copa Oro Cortesía Instagram Miselección

La Copa Oro es la competencia que agrupa a las 12 mejores selecciones de la Confederación del Norte, Centroamérica y el Caribe de Futbol (Concacaf) cada 2 años. La presencia de la selección mexicana y la euforia que causa entre nuestros paisanos en Estados Unidos ha sido la gran responsable de la proliferación de este negocio y su expansión hacia distintas ciudades de su territorio, aunque su alta periodicidad ha provocado que en ocasiones el equipo tricolor haya enviado equipos alternativos e incluso Estados Unidos lo haga en este 2017. Sin embargo, el negocio está plenamente garantizado y su aumento ha sido notable.

A continuación analizaremos los factores que han permitido el éxito económico del torneo.

Organización

En 1994, Traffic se adjudicó su primer contrato por los derechos comerciales de las ediciones de la  Copa Oro 1996, 1998 y 2000 por $9.75 millones USD. En 2003 se terminó momentáneamente la relación y nueve años más tarde, en 2012, se buscaba cerrar un contrato  por $15.5 millones USD correspondiente a la Copa Oro 2013 y la Liga de Campeones 2013-2014 y 2014-2015.

Veinte años después del acuerdo inicial, la empresa realizó una renovación para los torneos de la confederación en el período 2015-2022. Este abarca las Copas Oro 2015, 2017, 2019 y 2021. Esta transacción fue valuada en $60 millones de dólares. Sin embargo, este fue revocado en julio de 2015  por el escándalo de corrupción.

En mayo de 2016, Soccer United Marketing (SUM) se convirtió en la poseedora de los derechos  mundiales de mercadeo y servicio por un período de 5 años y medio hasta finales de 2021. A principios de este año, la Concacaf cedió el poder a Lagardere Sports para comercializar los derechos de transmisión internacionales para las futuras dos ediciones del evento.

Los costos

La edición 2015 tuvo un costo de $24.8 millones USD según los datos obtenidos por Insideworldfootball. La publicación señaló que esta inversión se vio reflejada en una ganancia de más de $91 millones USD de los $100.5 millones USD anuales generados en total por el organismo. Un año antes la cifra apenas alcanzaba los $32 millones USD.

La propuesta del Alamodome como sede en 2017 incluyó un presupuesto de $234,000 USD para garantizar la operatividad de un juego con localidades agotadas distribuido en: $28,500 para el staff del evento, $33,500 en servicios de limpieza, $25,500 en policías y bomberos locales,$27,500 en seguridad adicional, $19,000 en telecomunicaciones y $100,000 en fondo de contingencia.

Con la asignación de esta sede, la Concacaf se verá beneficiada con la aplicación del Fondo Fiduciario de Eventos de Texas para cubrir algunos de los costos que ellos normalmente absorben y una tarifa de renta gratuita del inmueble.

¿Por qué algunas selecciones pueden participar en la Copa Oro sin ser parte de FIFA?

Averígualo AQUÍ

Asistencia

A lo largo de la historia del torneo, la Concacaf ha programado 115 jornadas con doble partido en el mismo estadio para difundir la participación de otras selecciones nacionales no tan populares. El 3 de julio de 1991 incluso hubo una cuádruple en el Memorial Coliseum de Los Ángeles. Esto se completa con 37 jornadas de un solo partido. Del total, 51 jornadas han registrado llenos absolutos.

Un total de 271 partidos con una asistencia de 6,331,938 personas se han llevado a cabo en 13 ediciones del torneo hasta 2015. Esto nos arroja una asistencia promedio de 41,385 aficionados por jornada futbolera en cada una de las sedes.

En 2011 se vendieron la totalidad de boletos en 9 de las 13 dobles carteleras programadas. Los juegos de la selección mexicana estuvieron agotados.

En la edición 2015 se habían vendido 300,000 boletos con tres semanas de anticipación al inicio del evento. Además, se tuvieron seis estadios y 11 partidos con localidades agotadas en las ciudades de Frisco, Houston, Kansas City, Phoenix, Atlanta y Filadelfia. La asistencia total fue de 1,090,082 aficionados.

De acuerdo con las cifras de Concacaf, el récord de asistencia lo resguarda el Estadio Azteca con 130,800 en la final México vs Estados Unidos de 1993. El mejor registro en Estados Unidos le corresponde a la final México vs Estados Unidos del 2011 en el Rose Bowl con 93,420 aficionados.

En tanto, el peor registro es para la semifinal Trinidad y Tobago vs Canadá con 2,841 en 2002, el Brasil vs Honduras de 2003 con 3,000 personas y la semifinal Colombia vs Perú del 2000 con 3,402  . La final menos concurrida fue la de Canadá vs Colombia del 2000 con 7,000 personas.

Asistencia por jornada en la misma sede

Asistencia Promedio jornada Final Total del torneo
1991 22,947 39,873 160,629
1993 58,618 130,800 527,566
1996 32,117 88,155 321,174
1998 35,849 91,255 573,587
2000 24,173 7,000 265,901
2002 18,498 14,432 184,979
2003 23,883 80,000 382,128
2005 26,164 31,018 340,129
2007 37,598 60,000 488,772
2009 36,350 79,156 472,549
2011 47,464 93,420 617,034
2013 69,875 57,920 907,208
2015 83,867 68,930 1,090,282

Impacto en la TV

Fox Soccer firmó un contrato por los derechos de transmisión de los torneos de la confederación por cuatro años en 2012.

El México vs Honduras de 2011 representó en su momento una audiencia récord para Univision con un promedio de 7.1 millones de espectadores. En tanto, la selección de Estados Unidos generó ese año un incremento en su audiencia promedio del 145% con 311,000 personas en su partido en contra de Jamaica por Fox Sports con respecto a lo sucedido en 2009 con Panamá.

Los partidos más vistos de 2015 en Estados Unidos fueron el México vs Guatemala con 3.75 millones por Univisión, México vs Trinidad y Tobago en Univisión y Unimás con 2.8 millones y Estados Unidos vs Panamá con 1.5 millones por Fox Sports 1.  

Univisión consiguió una audiencia de 5.38 millones de espectadores en la final 2009, 7.98 millones en 2011, 2.3 millones en 2013 y 5.7 millones en 2015 y el torneo pasado fue visto por una audiencia promedio de 2 millones, aunque el alcance de la cadena por televisión y plataformas digitales llegó a 31.7 millones de personas.

Fox Soccer se adjudicó una audiencia de 369,000 espectadores en la final 2009, 954,000 en 2011, 2.4 millones en 2013 y 818,000 en 2015.

Patrocinadores

El éxito comercial del torneo ha sido reflejado también en la colaboración de parte de los patrocinadores. En 2009 había siete compañías asociadas, 13 en 2011 y 11 en este 2017. La cartera actual incluye a Scotiabank, All State, Body Armor, Modelo, Nike, Post Consumer Brands, Sprint, Seat Geek, Toyota, Telcel y Uber. Home Depot, Wrigley, State Farm Insurance y Miller Coors también han sido parte del torneo.

Las sedes

La competencia ha estado en una travesía por 20 estados, el Distrito de Columbia, 35 ciudades y 38 estadios de Estados Unidos. A esto se le suma una estancia en 1993 y 2003 por el Estadio Azteca de la Ciudad de México y una en 2015 por el BMO Field de Toronto. Texas es el estado más participativo con siete ciudades, seguido por California con seis y Florida con cuatro.

La edición 2017 le abrirá la puerta por primera vez al Alamodome (San Antonio), First Energy Stadium (Cleveland), Levi’s Stadium (Santa Clara, California) y Nissan Stadium (Nashville, Tennesse). La lista la completan Red Bull Arena (Harrison), Qualcom Stadium (San Diego), BBVA Compass (Houston), Raymond James  (Tampa), Sports Authority Field (Denver), Toyota (Frisco), AT&T (Dallas), Rose Bowl (Pasadena), Lincoln Financial Field (Filadelfia) y University of Phoenix (Glendale). Un total de 14 estadios estarán recibiendo la competencia.

Impacto económico

  • El Connectitut Convention & Sports Bureau estimó una derrama de $2 millones USD en 2013 y una ocupación de 3,000 noches de hotel en la zona.
  • El ejecutivo de la comisión de deportes de Maryland, Terry Hasseltine, proyectó una derrama económica de más de $10 millones USD y una afluencia de 100,000 turistas para la ciudad de Baltimore en 2015. El resultado final sería la venta de más 40,000 boletos y un gasto asociado de $3.5 millones USD.
  • Por su parte, el director ejecutivo del Congreso Deportivo de Filadelfia, Larry Needle, calculó un impacto de $13 a $15 millones USD para la región por el tercer lugar y la final de 2015. La ocupación se situaría en 10,000 visitantes con estancia de más de un día. El resultado final fue de 8,900 noches de hotel.
  • La Ciudad de Frisco proyectó este 2017 una derrama de al menos $2.5 millones USD y  una ocupación de 800 noches de hotel.
  • La Greater Cleveland Sports Comission mencionó que el impacto 2017 podría alcanzar a $5.1 millones USD.

¿A cuánto ascenderán los ingresos para este edición más allá del detrimento a nivel deportivo?

No hay comentarios

Dejar una respuesta