Deslucido Pro Bowl

0
1871

En 1908, como una forma de juntar fondos para ayudar a las familia de Hod Stuart, jugador de los Montreal Wanderers quien había fallecido, el hockey profesional jugó el primer partido de “All-Stars” que generó un ingreso de $2,000 dólares, sentando el precedente de este tipo de competiciones. A partir de la temporada de 1950, la NFL comenzó a realizar su propia versión del juego de las estrellas: el Pro Bowl.

Hoy, este encuentro, anteriormente admirado, se ha convertido en un evento de poco lustre al que la mayoría de los jugadores prefiere no asistir. De acuerdo con ESPN, este año solo el 57% de los invitados originales asistirá, por lo que la liga tuvo que buscar sustitutos, quitando aún más lustre. Entre los que no participarán se encuentran diez jugadores que jugarán el Super Bowl LI la próxima semana en Houston.

La crisis del Pro Bowl no solo está presente entre los jugadores, también los ratings de televisión han declinado de manera dramática. Después de llegar a 8.6 puntos de rating en 2011, año con año ha decrecido el numero de televidentes que sintoniza el encuentro llegando a su punto más bajo la temporada pasada con 5.0 puntos.

Ante la dramática decaída de la popularidad de este evento, en 2012, la NFL relanzó el evento con un nuevo formato. Dos ex jugadores del Salón de la Fama fungían como capitanes y armaban sus equipos a partir de un “draft” de todos los jugadores invitados al Pro Bowl, pero este sistema tampoco atrajo a la audiencia esperada.

salarios-en-el-super-bowl¿Cuánto gastan Patriots y Falcons en salarios de sus jugadores?

Averígualo AQUÍ

En un nuevo intento por regresar este evento a su gloria pasada, la NFL ha tomado la decisión de mover la sede del Pro Bowl a la ciudad de Orlando, Florida, por lo que será la primara vez que no se realice en Hawaii o la sede del Super Bowl desde la temporada de 1979. Para esto, fue necesaria una inversión de $200 millones de dólares por parte del condado de Orlando para renovar el Camping World Bowl.

En 2017 regresaremos a ver el Pro Bowl en su formato original, Conferencia Nacional contra Conferencia Americana, con la diferencia de que durante este año también podremos ver distintos eventos de habilidad en los cuales los jugadores podrán demostrar otras habilidades.

  • Best Hands – Evento en el cual dos receptores de cada conferencia intentarán atrapar la mayor cantidad de pases antes de que termine el tiempo.
  • Power Relay Challenge – Una carrera de relevos donde cuatro jugadores de cada conferencia buscarán terminar el circuito antes que sus contrincantes.
  • Precision Passing – Dos QB de cada equipo intentarán acertar la mayor cantidad posible de blancos móviles.

Y, por último, quizás la joya de la corona del nuevo formato:

  • Epic Pro Bowl Dodgeball – Un juego de quemados entre los jugadores de la Conferencia Americana y la Conferencia Nacional.

La NFL ha apostado a lo grande para la realización del Pro Bowl de este año, habrá que esperar y ver si los cambios propuestos logran infundirle nueva vida al ahora tan deslucido evento.

No hay comentarios

Dejar una respuesta