Crisis económica en la Ligue 1 de Francia

0
554
Crisis económica en la Ligue 1

La pandemia a causa del Covid-19 ha puesto en aprietos económicos a la industria del deporte. En el futbol europeo, las ligas más importantes tuvieron que suspenderse por gran parte del 2020. Tras el regreso a la competición, poder seguir adelante ha representado un gran reto para evitar contagios y pérdidas millonarias; jugándose la mayoría del futbol en estadios vacíos. De las ligas europeas más importantes, sin duda, la que más ha sufrido es la francesa. Después de cancelar la temporada 2019-2020, la crisis en económica en la Ligue 1 no ha parado de acrecentarse.

El fracaso de Mediapro

Una de las principales causas de esta crisis ha sido el fracaso que resultó ser el acuerdo entre la Ligue 1 y la cadena de televisión española Mediapro. Todo inició en el 2018 cuando Mediapro obtuvo los derechos televisivos del futbol francés. El acuerdo suponía que el grupo audiovisual obtendría el derecho de transmisión de la Ligue 1 hasta el 2024 por 1,153 millones de euros al año. Esta cifra representaba un aumento de 60% respecto al contrato con la cadena francesa Canal+.

Al inicio del acuerdo rondaba el optimismo. Parecía que el aumento de ingresos televisivos ayudaría a los clubes franceses a competir más de cerca con los grandes de Europa. Sin embargo, ya se presentaban alertas que vaticinaban una posible crisis económica en la Ligue 1. Tan sólo un día antes de anunciarse el acuerdo entre la liga francesa y Mediapro, en Italia la Serie A había cortado lazos con la cadena de TV. Lo anterior, debido a que no tenían certeza que Mediapro pudiera cumplir los pagos acordados.

En Francia no tomaron en cuenta lo acontecido en el futbol italiano y dos años después esto les pasaría factura. Tras la llegada del coronavirus, Mediapro quiso renegociar a la baja su acuerdo con la Ligue 1. La cadena televisiva falló en realizar el pago de octubre de 2020 pactado en 172 millones de euros. A partir de ese momento, fue que inició realmente la crisis económica en la Ligue 1.

Tras el impago de Mediapro, la liga francesa se vio obligada a buscar un préstamo bancario que cubriera las pérdidas. El contrato no pudo ser renegociado y finalmente se rompió. La cadena española tuvo que pagarle 100 millones de euros en compensación a la Ligue 1; sin embargo, nunca se cumplieron los pagos atrasados de 172 y 152 millones de euros.

Impacto de la crisis en el futbol francés

Los derechos televisivos y los ingresos en los días de partido son de vital importancia para los clubes en Francia. Sin embargo, por culpa del coronavirus y el fracaso con Mediapro, el futuro de estas dos fuentes de ingresos se ha puesto en duda. La Ligue 1 se enfrenta a la posibilidad de que ninguna cadena de televisión transmita sus partidos. Sin Mediapro, ahora la liga francesa se distancia de Canal+. Quienes aún tenían el derecho de transmisión de algunos partidos. Pero, a partir del 5 de febrero los partidos de la Ligue 1 no serían emitidos en Francia.

La crisis económica en la Ligue 1 es tan grande que se ha planteado la reducción de sueldos. Para mitigar los efectos de esta crisis, los clubes han barajado la opción de reducir los sueldos de jugadores hasta en un 30%. Esto aún se está negociando, pero podría ser la única manera de sobrevivir a las pérdidas, estimadas en 800 millones de euros.

La liga francesa no es reconocida por el poderío económico de sus clubes, aunque el PSG sea la excepción. Ni siquiera ellos han podido salvarse de la crisis. A pesar de llegar a la final de la Champions League, el PSG terminó la temporada 2019-2020 con pérdidas de hasta 125 millones de euros.

Los demás equipos de la liga han sufrido aún más esta crisis económica. Gerard López, dueño del Lille, se vio obligado a vender el equipo. López adquirió el club en 2017 y obtuvo un préstamo de 225 millones de euros de la empresa Elliot Management. Sin embargo, el Lille aún debía la mitad de esa cantidad. Por lo anterior, López se vio obligado a vender al grupo de inversión Merlyn Partners.

No hay comentarios

Dejar una respuesta