CVC busca adquirir el 15% de los San Antonio Spurs

0
2072

CVC Capital Partners — empresa de capital privado — está negociando la compra de una participación minoritaria en los San Antonio Spurs. CVC busca comprar una participación de alrededor del 15% de la franquicia de la NBA. La operación valoraría a los Spurs en unos 1,300 millones de dólares. De cerrarse el trato, la empresa de capital privado podría ocupar un puesto en el consejo de administración de los Spurs. Asimismo, ésta podría tener voz y voto en los asuntos comerciales.

La NBA cambió a finales de enero del 2021  sus normas de propiedad. Lo anterior, para permitir que los inversionistas de capital privado puedan poseer participaciones minoritarias en varias franquicias. El consejo de administración de la liga ha acordado un marco por el que los fondos de capital privado y otros inversores institucionales puedan poseer hasta el 20% de una sola franquicia. Además, dichas entidades podrán poseer acciones en hasta cinco equipos

¿Por qué la NBA flexibiliza sus normas?

La NBA ha decidido flexibilizar sus normas de propiedad a raíz del surgimiento de molestias y preocupaciones de los socios minoritarios. Los socios minoritarios que poseen acciones pasivas en los equipos se preocupan por las elevadas valoraciones de las franquicias están excluyendo a todos los inversionstas — a excepción de los más ricos —. Asimismo, se calcula que el valor promedio de un equipo de la NBA es 2,400 millones de dólares.

La liga busca ampliar el abanico de compradores potenciales. Lo anterior, ofrecerá a los socios comanditarios una forma de rentabilizar sus inversiones, generar mayor competencia y alimentar nuevas subidas en las valoraciones de los equipos.

Los contratos de los jugadores de los Spurs

Para la temporada 2020-21, los San Antonio Spurs tienen contemplado pagar aproximadamente 131,6 millones de dólares en salarios para sus basquetbolistas. De forma general se puede hablar de siete tipos de contratos que maneja la franquicia con sus jugadores.

El primer tipo de contrato es el “garantizado”, en éste, el jugador tiene derecho a cobrar su contrato completo en caso de rescisión unilateral por parte del equipo. Por otra parte, con el contrato “no garantizado” el equipo puede cortar al basquetbolista antes de determinadas fechas. Lo anterior, pagándole sólo una parte del contrato; sin embargo, a partir del 10 de enero, todos los contratos quedaron garantizados de forma automática por el resto de la temporada.

El contrato “opción de jugador” otorga al jugador, hasta el 25 de junio de cada temporada, para hacerlo válido y seguir jugando en el equipo. Asimismo, el basquetbolista podrá renunciar y dar por finalizado su contrato, convirtiéndose en agente libre. Con el contrato “dual” el jugador está atado con una franquicia de la NBA y su equipo de G-League, permitiéndole estar hasta 45 días con el plantel de la liga mayor.

También te puede interesar: ¿Cuánto ganan los jugadores de la NBA?

El contrato “opción de cancelación” es similar al “opción de jugador”. En éste, el basquetbolista tiene hasta el 30 de julio para tomar su decisión; en caso de hacerlo, el jugador queda desvinculado del equipo y se convierte en agente libre. El contrato “opción de equipo” da a la franquicia el poder de renunciar a lo que queda del contrato con el jugador y se lo deberá comunicar antes del 1 de julio. Por otra parte está el “retirado”, estos casos se dan cuando los jugadores se han retirado oficialmente por razones médicas y su salario no se incluye en el tope salarial del equipo.

Finalmente, con el contrato de “oferta cualificada”, el jugador puede aceptar una oferta cualificada y convertirse en agente libre al final de la temporada. En caso de no aceptar, se convierte en agente libre restringido — el equipo tiene la opción de retenerlo igualando la oferta en firme que el jugador haya firmado con otro equipo —.

No hay comentarios

Dejar una respuesta