El castigo del Manchester City

0
202
Getty Images

El Manchester City, de acuerdo a la sanción emitida por la Unión de Federaciones Europeas de Fútbol (UEFA), cometió grandes infracciones conforme al Reglamento de Licencias de Clubes y del Juego Limpio Financiero, mejor conocido como Fair Play Financiero. Al equipo inglés se le acusaba de disfrazar millones de euros en fondos de sus propietarios de Abu Dhabi como patrocinios ilegítimos.

¿Por qué castigaron al City?

La UEFA había dictaminado que el club exageró sus ingresos de patrocinios en sus cuentas. A lo anterior, se le suma que la información que el equipo presentó a la UEFA entre 2012 y 2016 había sido falsa, lo cual se traduce en graves violaciones alas regulaciones de Play Financiero.

Como consecuencia, la UEFA denunció al club inglés, dirigido por el jeque Mansour bin Zayed. La acusación giró en torno a la falta de transparencia en los ingresos millonarios a través de sponsors de dudosa procedencia.

Debido al quebrantamiento de varias normas de la Unión de Federaciones Europeas de Fútbol, el Manchester City estuvo a punto de ser suspendido de las dos siguientes temporadas de futbol europeo.

¿Qué es el Fair Play Financiero?

El Fair Play Financiero se creó para que los clubes no gasten más de lo que pueden pagar. En otras palabra, es una disposición emitida por la UEFA para evitar que los equipos, en sus respectivas competencias, efectúen un gasto mayor al de sus posibilidades. Estas normas controlan las pérdidas financieras reportadas por un club y los obliga a cumplir con todos sus compromisos de transferencia y pago de empleados en cualquier momento.

El castigo del equipo de Pep Guardiola

En febrero 2020, la UEFA anunció el severo castigo para el Manchester City de no poder participar en las próximas dos ediciones de la Champions League y de la Europa League en las próximas ediciones (2020/2021 y 2021/2022). Además, el City deberá pagar una multa por 30 millones de euros.

Las consecuencias del castigo tornaban a ser sumamente perjudiciales para el equipo inglés. De haberse cumplido la sansión impuesta por la UEFA, el equipo de Pep Guardiola, hubiera dejado de ingresar entre 80 y 110 millones de euros. Lo anterior, es correspondiente a los ingresos por participación, méritos deportivos y market pool.

La decisión de apelar

Tras el castigo impuesto por la UEFA, el club británico decidió apelar ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS). Dicha organización llevaría el caso a través de un panel compuesto por tres jueces. El TAS realizó la audiencia de forma virtual, en la cual participaron testigos de varios países y se solicitó la confidencialidad tanto del Manchester City como de la UEFA.

El equipo inglés se encontraban inconformes con el veredicto de la UEFA debido a que el proceso fue un caso iniciado por la UEFA, procesado por la UEFA y juzgado por el mismo organismo. Por lo tanto, el Manchester City buscó un juicio imparcial y en primera instancia realizó un procedimiento con el TAS.

Calma después de la tormenta

Finalmente, el City recibió la noticia del levantamiento de la sanción que le había impuesto la UEFA por violar el Fair Play Financiero. El equipo inglés deberá pagar 10 millones de euros, pero se libró de ser vetado de las ligas europeas las próximas dos temporadas (2020/2021 y 2021/2022). Se trataba de un castigo sin precedentes que ya no deberán cumplir.

Gracias a que el TAS falló a favor del city, éste asegura su presencia en la Champions (torneo para el que está clasificado actualmente). Asimismo, da un gran golpe a los equipos ingleses del Chelsea y del Manchester United; al quedar fuera el City, ellos se verían de clasificar con mayor facilidad en los torneos europeos.

 

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta