El negocio de ser sede del Super Bowl

0
696
Patricio Salom

El Super Bowl es el evento más grande del deporte en Estados Unidos. En promedio, es visto por más de 100 millones de personas y eleva el turismo dentro de la ciudad donde se realiza. Sin embargo,  ser sede del evento podría no ser tan buen negocio después de todo. Hay varios factores de los que depende si resulta un buen negocio o no, pero hay algunas discrepancias con los números que proyecta la NFL en cuanto a derrama económica.

Lo anterior, es algo que no sólo sucede con el Super Bowl, sino con varios eventos deportivos masivos. La Copa Mundial de la FIFA y los Juegos Olímpicos, podrían no ser un negocio tan rentable. El gran problema es el costo de la infraestructura que se necesita para cada evento. En el caso del Super Bowl, no se invierte tanto a comparación de otras grandes competiciones, pero igual no es nada barato.

Andrea Ruano

¿Conviene ser la sede del Super Bowl?

Las ciudades sede del evento se anuncian con cinco años de anticipación. En este momento, ya se saben los estadios en los que será el Super Bowl hasta el año 2025. Por otra parte, no todas las ciudades con equipos de NFL tienen la posibilidad de ser la sede del evento. Generalmente, se escogen ciudades en el sur debido al buen clima en febrero, o estadios techados; sin embargo, hay excepciones. En 2014, el Super Bowl XLVIII se llevó a cabo en Nueva Jersey en un estadio abierto. Lo anterior, se debió principalmente a que la mayoría de los eventos se llevaron a cabo en una ciudad tan importante como Nueva York.

Para poder albergar el evento hay que cumplir una serie de especificaciones por parte de la liga. Los puntos a cumplir son: capacidad hotelera, una red de transporte público lo suficientemente grande, espacios para los otros eventos y la más importante para la NFL, la condonación de impuestos. Esto último es importante porque es lo que permite que el partido sea un gran negocio para la liga.

También te puede interesar: La NFL regalará 7,000 boletos para el Super Bowl

El economista, Víctor Matheson, del Journal of Sports Economics, ha calculado que las cifras reales y las que ofrece la NFL respecto a la derrama económica generada por el evento, no concuerdan. La NFL dice que la derrama económica es de entre 300 y 500 millones de dólares.

Matheson calcula que la cifra real rondaría entre los 30 y los 150 millones. Es realmente difícil calcular la cifra real, pero de igual forma, las ciudades generalmente terminan perdiendo dinero. Por ejemplo, en 2018, Minnesota fue la sede del Super Bowl LII entre Eagles y Patriots. Como consecuencia de la construcción del nuevo estadio techado, la inversión total fue de más de 1,500 millones de dólares. Según la NFL, las ganancias de la ciudad por el evento sólo rondaron los 450 millones de dólares.

Las mejores opciones para la sede del Super Bowl

Hay algunas ciudades a las que sí les puede convenir económicamente ser la sede del evento. Miami, Nueva Orleans y Phoenix, han sido las favoritas de la NFL debido a que cuentan con la infraestructura para organizar el evento. Es importante recordar que no sólo es el juego, sino otros eventos como: la NFL Fan Experience, los NFL Honors y la Media Night. Para estas ciudades el costo es menor debido a que tienen las instalaciones necesarias para llevar a cabo todos los eventos.

Hay otras ciudades donde se complica un poco más organizar el gran evento. San Francisco es un gran ejemplo; el Super Bowl 50 se realizó en el Levi’s Stadium de los 49ers. Sin embargo, el estadio está en Santa Clara, California – aproximadamente a unos 50 minutos en auto de San Francisco-. A pesar de que fue un esfuerzo conjunto de las dos ciudades, la mayor parte de la derrama económica se terminó quedando en San Francisco y Santa Clara perdió mucho dinero.

No hay comentarios

Dejar una respuesta