Los estadios del futuro en el futbol europeo

0
300
XATAKA

La Covid-19 ha traído innumerables obstáculos al mundo del deporte. Como consecuencia, los problemas económicos han supuesto la barrera más grande en el inicio de la era post pandemia. Sobre todo, después de analizar las finanzas de los equipos de mayor prestigio a nivel europeo; tal como son los casos del Barcelona, Juventus, Liverpool, Real Madrid e Inter de Milán. Muchos de los clubes del viejo continente se encontraban desarrollando planes para la construcción de sus nuevos estadios antes de la emergencia sanitaria.

Por esta razón, grandes proyectos de remodelación de varios estadios han tenido que ser pospuestos. Algunos ejemplos son: el desarrollo Espai Barça, el nuevo estadio en Milán, el Santiago Bernabéu y el nuevo Goodison Park. Todos estos esperan abrir sus puertas al público dentro de los próximos dos años (2022 y 2023). Con ellos, los clubes esperan comenzar a sanar los daños provocados por la pandemia.

El nuevo Santiago Bernabéu

Uno de los proyectos arquitectónicos más esperados por el mundo del futbol es el nuevo Santiago Bernabéu. Su moderno diseño rompe con los esquemas habituales de este tipo de recintos. No obstante, además de contar con un techo retráctil al igual que el Mercedes Benz Stadium, hogar del Atalanta United, también dispondrá de otras innovaciones. La remodelación contará con un túnel logístico, mirador, césped retráctil, video marcador de 360º y una cobertura total de acero con LED de proyección.

El coste final de este ambicioso proyecto rondará los 796.5 millones de euros. En consecuencia, se optó por realizar pagos en plazos anuales fijos a partir del 2023 y hasta el 2049. Con lo anterior, se pagará la suma de 29.5 millones de euros anuales por los próximos 27 años. Uno de los objetivos del desarrollo es poder ayudar a subsanar las finanzas del club, suponiendo que la ampliación del aforo a 84,000 asientos genere mayores ingresos. Se calcula que las ganancias por boletaje asciendan a 150 millones de euros por temporada. Esto supondría una amortización récord del coste total.

Adiós a Goodison Park

Después de 129 años de albergar al Everton, el estadio Goodison Park dejará de ser una de las sedes del Derbi de Merseyside. Los “Toffees” serán trasladados a Bramley-Moore Dock. Actualmente, en la zona se encuentra un puerto semi-abandonado y se busca un resurgimiento total del área. Por otro lado, gracias a que el ayuntamiento de Liverpool aprobó por unanimidad el proyecto, este podrá seguir adelante con sus planes de construcción. El nuevo recinto tendrá una capacidad para recibir a 52,000 aficionados.

Se espera que este nuevo proyecto ayude a crear más de 15,000 puestos de trabajo. Lo anterior, con el fin de concluir las obras para 2023. En consecuencia, el Everton deberá pagar 500 millones de libras para realizar la construcción. Por otra parte, la venta del estadio anterior servirá como capital inicial para el pago del nuevo complejo. Una vez que se concluyan la edificación, se espera el inicio de un nuevo capítulo para el club de Reino Unido.



Renovación total para el Derby della Madonnina

El estadio Giuseppe Meazza estará presenciando sus últimos años como sede de uno de los derbis más importantes del futbol italiano. El ayuntamiento de Milán ha afirmado que dicho recinto no presenta un interés cultural y puede ser demolido. Lo anterior, bajo la condición de que se mantenga una de las cuatro torres y una tribuna. Esto con el objetivo de conservarlos como un símbolo del legendario campo de San Siro. Suponiendo que estas condiciones se cumplan, se espera inaugurar el nuevo recinto en 2024 o 2025.

A falta de la aprobación total del ayuntamiento, solo resta negociar la expansión de los espacios comerciales. Del mismo modo, los conjuntos milaneses deberán decantarse por un proyecto ganador; se siguen contemplando los proyectos de Populous y Manica-CMR Sportuim. En ambos casos se deberá realizar la construcción de un parque público aledaño al estadio con zonas de ocio. La remodelación del complejo ronda los 1,200 millones de euros.

La reurbanización del Camp Nou

Presentado en 2014 por la junta de Josep Maria Bartomeu, el Espai Barça parecía ser el futuro patrimonial del club catalán. Este proyecto no solo presentó una remodelación del Camp Nou, también contempló una mejora estructural a los estadios Palau Blaugrana y Johan Cruyff. Sin embargo, esta idea se tambaleó por la inoperante gestión financiera de Bartomeu. Como consecuencia, Joan Laporta, actual presidente del Barcelona, heredó el desarrollo.

Casi ocho años después de desvelar el proyecto, se estima que este habría doblado su coste inicial . Los estadios pasarían a costar poco más de 1,100 millones de euros; algo inviable para el club en estos momentos. En consecuencia, la nueva junta directiva estudia la opción de desestimar y presentar un nueva propuesta. Además de los problemas institucionales y financieros de los blaugranas, el Camp Nou comienza a ser anticuado para el futbol moderno.

¡No te quedes sin ir al US Grand Prix! Adquiere tus boletos en Tickets Deportes Inc.

No hay comentarios

Dejar una respuesta