Evergrande Group intensifica la crisis del futbol chino

0
116
La Nación

Hace unos años China se lanzó al futbol mundial como uno de los más atractivos económicamente. Los altos salarios fueron factor clave para que algunas estrellas del futbol migraran a la Superliga de China. De esta forma, el futbol chino creció en el ámbito financiero y competía con la MLS por jugadores cerca del retiro. Actualmente, el futbol chino se encuentra en crisis económica porque los clubes no pueden pagar las nóminas. La situación económica de Evergrande Group intensifica dicha crisis, así como las nuevas prioridades del gobierno chino.

A finales de 2020, se aplicó la norma que elimina toda referencia de empresas inversoras en los nombres de los equipos. En consecuencia, quince de los dieciséis equipos participantes de la Superliga de China enfrentaron modificaciones en su nombre. Esta norma tiene como objetivo aumentar el interés en el deporte sin referencias corporativas. Sin embargo, la afición esta acostumbrada a ello y sienten la pérdida de identidad al retirarlos.

La crisis de Guangzhou Evergrande

Actualmente, Evergrande Group se encuentra en una crisis financiera y futbolística muy delicada. Poseen una deuda que asciende a 300,000 millones de dólares. Además, su valor en la bolsa se desplomó más del 80%. Por si fuera poco, a la deuda se le añade el estadio que se encuentra parcialmente construido valuado en 1,800 millones de dólares. La gigante inmobiliaria china se dedicó a pedir préstamos para diversificar sus operaciones. Ésta se introdujo en la industria automotriz, de parques de diversión y en el futbol con el ahora Guangzhou FC. Su posible quiebra alerta al mundo por la participación que Evergrande tiene en distintos giros.

Evergrande Group adquirió al Guangzhou FC en 2010 por quince millones de dólares. Entre 2016 y 2018 lograron fuertes fichajes como el de Jackson Martínez por 48.6 millones de dólares y el de Paulinho por 46.3 millones de dólares. La inversión brindó resultados deportivos y se hicieron acreedores de ocho ligas nacionales y dos campeonatos continentales. En consecuencia, el valor del club pasó de quince a tres mil millones de dólares. Sin embargo, fichajes como estos le provocaron al equipo de Evergrande una fuerte crisis económica.



Un futuro incierto para la Superliga de China

Desde 2017, el Guangzhou Evergrande ha presentado pérdidas financieras y en 2020 anunciaron un plan para retirarse del futbol derivado de su crisis. En septiembre 2021, solicitaron al gobierno municipal participar en el control del equipo, cuya oferta se está analizando. La situación de Evergrande Group recuerda aquella de Lehman Brothers que provocó la Gran Crisis Económica de 2008. Por esta razón, el gobierno chino debe decidir rescatarlos o dejarlos desaparecer con las consecuencias que implicaría.

Por otro lado, el Jiangsu FC se declaró en quiebra a pesar de haber sido campeones en la temporada 2020-2021. Asimismo, han desaparecido dieciséis equipos en el último año entre las tres divisiones de futbol de China. El gobierno de China ha cambiado sus prioridades y el futbol no tendría mucha atención. Como resultado, la actual temporada de la Superliga de China ha sufrido modificaciones en calendario y no tiene un futuro prometedor.

¡No te pierdas la NASCAR Cup Series! Consigue tus boletos en Tickets Deportes Inc.

No hay comentarios

Dejar una respuesta