La inflación de precios en el mercado de fichajes del futbol europeo

0
1058
MARCA

Durante la última década, el negocio del mundo futbolístico ha aumentado con creces su valor económico. En consecuencia, factores como la globalización del futbol, los derechos televisivos y patrocinadores han incrementado el valor de los jugadores dentro del mercado de fichajes. Actualmente, es común pagar cifras superiores a los 80 millones de euros por un futbolista.

A partir del 2013, se desencadenó una inflación imparable derivada de la llegada de Gareth Bale al Real Madrid por 101 millones de euros. A raíz de esto, el mercado de fichajes se ha visto afectado, causando que jugadores como Paul Pogba, Neymar Jr. y Kylian Mbappé fueran adquiridos por sumas sumamente elevadas. Asimismo, han surgido efectos dominó en los mercados de transferencias, como la llegada de Coutinho y Dembélé al Barcelona por 270 millones de euros gracias a la venta de Neymar Jr. Esto terminó de alterar completamente los mercados, haciendo que año con año se volvieron más surrealistas. Un claro ejemplo es la venta de Harry Maguire al Manchester United por 87 millones de euros en 2019.

La globalización del futbol

A raíz de la globalización del futbol, mercados como el asiático y el árabe han invertido cantidades multimillonarias. Proyectos como la Súper liga China han sido testigos de las fuertes inversiones por parte de jeques para reconstruir equipos. Asimismo, el Mundial 2022 ha creado mayor hincapié a nivel global en esta industria. En consecuencia, el futbol ha transmutado a un ente con mayor diversidad y exposición mediática, generando más dinero para todos. Esto ha repercutido en el mercado de fichajes y los ingresos de los clubes profesionales.

Asimismo, esto ha derivado en calendarios sumamente saturados. Las distintas confederaciones de la mano de la FIFA han implementado torneos como la Conference League y el nuevo mundial de clubes. Por otro lado, también se han incursionado distintos torneos fuera de su territorio nacional, como es el caso de la Supercopa de España. Ésta se jugará en Arabia hasta 2029; lo anterior, hará ganar a la Federación Española entre 240 y 320 millones de euros. Esta situación ha molestado a numerosos jugadores por el poco descanso que se les da entre temporadas.



Oferta y demanda

Actualmente, existe mucha demanda por buenos jugadores. Esto ya que los ingresos de algunos clubes les permiten en pujar por los fichajes más cotizados. Sin embargo, la oferta de dichos futbolistas es escasa. En consecuencia, la ley de la oferta y demanda se ha hecho presente. Los precios son fijados en cuanto a la poca oferta del mercado, haciendo que el precio de un deportista por el cual se deberían pagar un máximo de 30 o 40 millones de euros ascienda a más de 80 millones de euros.

Claros ejemplos de esta ley han sido las contrataciones de las recientes jóvenes promesas del futbol. En primer lugar, dos grandes “joyas” que aún no terminan por asentarse en el máximo nivel: João Felix y Osumane Dembélé. El portugués le costó al Atlético de Madrid 127 millones de euros. Por su parte, el francés fue traspasado al FC Barcelona por 135 millones de euros.

Asimismo, surgieron las ventas de Matthijs de Ligt y Frenkie de Jong por 86 millones de euros cada uno. Dos de los casos más recientes fueron Kai Havertz y Jadon Sancho con rumbo a la Premier League por 80 y 85 millones de euros, respectivamente. A raíz de estos eventos, se ha dado una escandalosa inflación que parece poco probable que pueda estabilizarse.

¡No te pierdas los mejores partidos de NFL! Adquiere tus boletos en Tickets Deportes Inc.

No hay comentarios

Dejar una respuesta