Inicia el Australian Open con 30,000 aficionados por día

0
400
Patricio Salom

El Australian Open será uno de los eventos que tenga publico en las gradas a pesar de la pandemia. El comité organizador del torneo reveló que el gobierno australiano dio la autorización para la entrada de 30,000 aficionados por día; en total, se esperan 390,000 espectadores. Esto es la mitad de lo que se recibió el año pasado en condiciones normales.

El torneo se realiza en la ciudad de Melbourne – en el estado de Victoria-. La localidad no ha reportado nuevos casos locales de Covid-19 desde inicios de enero 2021. El ministro de deportes de Victoria, Martin Pakula, dijo que “será el evento internacional con público en muchos meses”.

La burbuja del Australian Open

Si bien no habrá tantas restricciones para el público, los participantes del torneo si las tendrán. Todos los tenistas que participen en el torneo deberán estar en cuarentena en el hotel designado por el comité organizador por lo menos 14 días. Sin embargo, la organización ha sido severamente criticada. 47 tenistas no podrán entrenar durante 14 días debido a que se registraron casos de Covid-19 en sus vuelos. El vuelo venía proveniente de Los Ángeles.

El torneo comenzará el 8 de enero y por el momento, ninguna de las estrellas que ya se encuentran en Melbourne ha dado positivo al Coronavirus. Nombres como Serena Williams, Rafael Nadal y Novak Djokovic volverán a la acción.

Los grandes ausentes del torneo serán Andy Murray y Roger Federer. El británico dio positivo con Coronavirus hace dos semanas y no podrá participar en el Australian Open. Por su parte, Federer dijo que la razón de su ausencia era que su familia no quería someterse a la cuarentena durante 14 días. Será la primera vez desde 1999 que no estará presente en el Australian Open.

Problemas en la organización

A pesar de que los casos activos en Australia son menos de 300, no todos están de acuerdo con la organización del torneo. Hace un mes, los dueños del hotel donde se pensaban alojar los jugadores, amenazaron con demandar a la Federación Australiana de Tenis debido al temor de un nuevo brote de Covid-19 dentro de sus instalaciones. Al final, la demanda no prosiguió y el torneo se llevará a cabo según lo planeado.

Asimismo, varios aficionados se han quejado por la división de áreas para el público. Serán tres áreas y no podrán pasear por todo el complejo de Melbourne Park. Los boletos fueron vendidos en paquetes de dos a seis boletos para asegurar el distanciamiento social. Todos los boletos serán digitales para minimizar el contacto físico en la entrada del evento. Los precios se han mantenido prácticamente igual a comparación del año pasado. Los asientos más baratos que se pueden encontrar para la final varonil en la página oficial están en 550 dólares.

No hay comentarios

Dejar una respuesta