La mayor apuesta deportiva en la historia del futbol

0
111

Las apuestas deportivas se han convertido en una práctica muy común en varios países alrededor del mundo. Esto, en particular, cuando se trata del deporte más popular como lo es el futbol. Las apuestas en este deporte las hay de todos tipos, desde acertar el ganador y/o perdedor, hasta pronosticar el resultado de uno o varios partidos. Asimismo, se puede apostar por el goleador de la temporada o por el equipo que se considera que saldrá campeón.

Sin embargo, también hay apuestas deportivas en el futbol de lo más extrañas. Un claro ejemplo fue el hombre que apostó que Xabi Alonso anotaría desde atrás de mitad de cancha al menos una vez en la temporada. Para su suerte, cuando Xabi jugaba con el Liverpool la apuesta se cumplió y la persona que había apostado a que pasaría tal hazaña se llevó una gran cantidad de dinero. Por otra parte, la mayor apuesta deportiva en la historia del futbol tuvo lugar en Valencia y el ganador fue Mick Gibbs.

Mick Gibbs, el mayor ganador en la historia de las apuestas del futbol

Uno nunca sabe lo impredecible que puede ser la vida. Muchas veces, las personas sienten que la suerte no está de su lado o que simplemente, no se les dan las cosas como les gustaría. Sin embargo, la fortuna sí acompañó a Mick Gibbs. El instalador de techos de la ciudad de Staffordshire en Inglaterra, tuvo la brillante idea de apostar por los que serían los ganadores en los años 2000 y 2001 de las cuatro ligas profesionales del país. Gibbs pronosticó los que serían los ganadores de la Premier League, Football League Championship, League One y League Two. Asimismo, apostó por los que serían campeones del Campeonato del Condado de Cricket y de la liga inglesa de rugby, la Premiership.

El partido que le dio la gloria a Gibbs

En el 2001, Gibbs estaba a tan sólo un partido para que su apuesta se hiciera realidad. En la Final de la Liga de Campeones de la UEFA 2000-01 se enfrentaron el Bayern Münich y el Valencia CF. Finalmente, la vida de Mick cambiaría para siempre cuando el equipo alemán derrotó en una larguísima tanda de penales al conjunto español. Como resultado, el instalador de techos británico ganó enormes cantidades de dinero.

Los detalles de su apuesta

La apuesta de Gibbs fue noticia a nivel mundial y no era para menos. Este hombre apostó 30 centavos de libra con una probabilidad de ganar de 1.6 millones a uno, obteniendo así la increíble ganancia de 546,984 euros en total. El premio llevaba un acumulado de 15 veces y dependía de que absolutamente todos los resultados que él predijo se dieran de esa manera. De no haber sido así, no habría ganado absolutamente nada. En consecuencia, se convirtió en la mayor apuesta en la historia del futbol.

No hay comentarios

Dejar una respuesta