La vacuna anti-Covid podría ser la clave de los Juegos Olímpicos

0
145
PCWorld

A raíz de que se pospusieron los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, han surgido varias preguntas. La mayor de estas interrogantes es: ¿qué pasará con la vacuna? El plan es llevar a cabo la competencia en el segundo semestre de 2021. Desde un inicio, se había negado la idea de una burbuja con los atletas, ya que esto significaría la ausencia de asistentes a los eventos y las competencias sin público, podría sumar pérdidas económicas muy duras para la ciudad de Tokio.

En este momento, el gobierno japonés está trabajando de la mano del laboratorio Takeda para la distribución de la vacuna. Las dosis que se le darán a la población japonesa, serán las de Moderna y Novavax y se necesitarían alrededor de 300 millones.

A pesar del plan, habría problemas con el tiempo. Según la agencia Reuters, debido a las estrictas normas locales sobre ensayos clínicos, la vacuna sería aprobada en mayo. Esto daría poco menos de dos meses para vacunar a gran parte de la población. Lo anterior, en consecuencia de que la mayoría de las vacunas tardan cerca de un mes en hacer efecto.

Andrea Ruano

El COI y la vacuna

Por el momento el Comité Olímpico Internacional (COI) no se ha pronunciado de manera oficial respecto a dicha situación. El exvicepresidente del organismo, Thomas Pound, dijo que lo mejor sería “vacunar a todos los atletas”. Esto significaría que se les tendrían que catalogar como trabajadores esenciales; sin embargo, la decisión dependería exclusivamente del Comité Olímpico de cada país. En entrevista con SKY News, Pound dijo que quitar 200 o 300 dosis por país, no causaría “ningún tipo de protesta pública”.

Las autoridades de la ciudad de Tokio han dicho que están preparadas para poder llevar a cabo el evento, a pesar del aumento reciente de casos en la capital de Japón. El comité organizador dio a conocer los costos de la planeación del evento en marzo; cerca de 12,300 millones de dólares fueron invertidos.

¿Se pueden cancelar los Juegos Olímpicos?

Mientras la vacuna no esté disponible para la mayoría de la población japonesa, se ve muy difícil llevar a cabo la competencia. Incluso se ha manejado la posibilidad de retrasar el evento otro par de meses para poder lidiar con este tema; sin embargo, la cancelación del evento sigue siendo una posibilidad latente. Debido a los altos costos de la organización y el mantenimiento de las sedes, si los Juegos Olímpicos no se llevan a cabo en el 2021, lo más seguro es que se terminarán cancelando.

Para evitar la cancelación, se está haciendo un gran esfuerzo por parte del COI, el comité organizador y el gobierno japonés. En caso de que se pueda celebrar este año, se buscaría reducir costos de varias formas. Las ceremonias de clausura y apertura se simplificarían bastante; además, de que no se invertiría tanto en la publicidad del evento. También se buscaría limitar el número de representantes por delegación. No se reduciría el número de atletas, pero se limitaría el número de representantes de cada federación.

Otro de los principales problemas, será la asistencia al evento. Aplazar la competencia ya ha generado pérdidas de muchos millones de dólares a la ciudad de Tokio. La cifra esperada de turistas durante el evento era de 90 millones; este estimado fue realizado antes de la pandemia.

La derrama económica que dejará el evento será mucho menor de la esperada y es prácticamente un hecho que, albergar los Juegos Olímpicos terminó siendo un mal negocio para Tokio. El único que saldrá bien librado es el COI, ya que pagan cerca de 1,000 millones de dólares por los derechos de transmisión y este organismo se lleva la mayoría de ese dinero.

No hay comentarios

Dejar una respuesta