Mascota de los Denver Nuggets gana más que la estrella de la WNBA

0
182
Marca

En los últimos años, se ha potenciado la rama femenil en los deportes a nivel mundial. Por ejemplo, en disciplinas como el futbol, voleibol y basquetbol, se han profesionalizado y afamado las competencias femeniles. En consecuencia, las oportunidades en el deporte para las mujeres han incrementado. Sin embargo, aún existe una brecha muy grande entre la categorías varonil y femenil. Al comparar conceptos como salarios, patrocinios y transmisiones, la diferencia es muy marcada. Como ejemplo de ello, se dio a conocer que la mascota de los Denver Nuggets gana más que la mejor jugadora de la WNBA. 

Ana Paola Gutiérrez

Rocky, de los Denver Nuggets gana más que Angel McCoughtry

Hace unas semanas se reveló el salario de la mascota de los Denver Nuggets, equipo de la NBA. Rocky The Mountain Lion gana aproximadamente 625 mil dólares por temporada. Esta noticia causó polémica por la publicación en redes sociales de Angel McCoughtry, estrella de las Phoenix Mercury. La frase: “puedo aprender a ser mascota”, generó debate por la brecha salarial entre la NBA y WBNA. McCoughtry recibe 228 mil dólares anuales, siendo la jugadora mejor pagada de la WNBA. De esta forma, quedó expuesto el poco interés que se le brinda a las atletas profesionales.

Jugadores como LeBron James y Stephen Curry ganan hasta 200 veces más que Angel McCoughtry. El problema no es que la mascota de los Denver Nuggets tenga ese salario, si no los salarios injustos de la WNBA. Se estima que el salario anual promedio de las jugadoras es de aproximadamente 103 mil dólares. Por esta razón, muchas basquetbolistas buscan contratos en equipos europeos para obtener ingresos extra. Mientras que el salario promedio de los jugadores de la NBA es de 8.5 millones de dólares al año.

Asimismo, Harry, mascota de los Atlanta Hawks, percibe 600 mil dólares anuales y Benny de los Chicago Bulls gana 400 mil dólares. Junto con Rocky, mascota de los Denver Nuggets, superan por mucho el salario anual de Angel McCoughtry. Existe mucha desigualdad ya que el salario de mascota triplica el ingreso de la jugadora mejor pagada de la WNBA.



El deporte femenil merece igualdad de oportunidades

Con el tiempo, se han realizado campañas para concientizar sobre la brecha salarial entre hombres y mujeres. En diversos deportes, las categorías femeniles han demostrado un mejor nivel deportivo y por lo tanto mejor espectáculo. Angel McCoughtry es una leyenda de la WNBA y del basquetbol femenil. Durante su carrera, ha ganado cinco medallas de oro en Juegos Olímpicos. Por su parte, Diana Taurasi es una de las jugadoras mejor pagadas de la WNBA y su salario es un 0.5% del ingreso de Stephen Curry.

Las atletas se enfrentan a mayores obstáculos y deportivamente consiguen lo mismo o mucho más que los hombres. Por esta razón, resulta injusto que las jugadoras reciban menos ingresos que jugadores y mascotas de las franquicias, como sucede en la NBA. Caroline Fitzgerald, fundadora de Goal Sports, externó su molestia sobre el salario de la mascota de los Denver Nuggets. Comentó que la brecha salarial entre mascotas y atletas dice todo sobre cómo se trata a las mujeres.

Disfruta de lo mejor de la NBA. ¡Compra tus entradas AQUÍ!

No hay comentarios

Dejar una respuesta