Pruebas a aficionados en estadios de NBA

0
454
pruebas a aficionados en estadios

El deporte, a nivel mundial, ha sufrido un duro golpe a causa del coronavirus. Los estadios vacíos se han convertido en la norma en lugar de la excepción. Esto ha dejado pérdidas millonarias para muchos equipos que no pueden esperar el día en que regresen los aficionados. Sin embargo, esto será un gran reto, aún mayor de lo que fue llevar a cabo las temporadas del 2020. Más allá de que los fans puedan asistir a los estadios, lo primordial es evitar contagios entre los asistentes, por lo que las pruebas a los aficionados en estadios serán algo fundamental.

NBA sin burbuja

La próxima temporada de la NBA está a la vuelta de la esquina, dará inicio el 22 de diciembre. Sin embargo, en esta ocasión no se llevará a cabo dentro de una burbuja. Esto presenta un riesgo mayor ya que también se esperan aficionados en algunos estadios.

Los Golden State Warriors presentaron el plan “Operation Dub Nation”, con el objetivo de abrir su estadio, el Chase Center, al 50% de su capacidad. Para lograr esto, el dueño de los Warrios, Joe Lacob, propuso un plan de pruebas diarias a todos los aficionados, jugadores y empleados del equipo. La idea era que los aficionados se hicieran pruebas 48 horas antes de los partidos o una prueba rápida en el mismo Chase Center. Llevar a cabo esta gran cantidad de pruebas costaría 30 millones de dólares; sin embargo, la ciudad de San Francisco no aprobó esta iniciativa.

Otros equipos de la NBA abrirán las puertas para un número limitado de aficionados en sus estadios. Los Memphis Grizzlies recibirán en el FedExForum al 20% de su aforo total. En el estadio del Jazz en Utah también podrán asistir 1,500 aficionados. Para que los fanáticos regresen a los estadios tendrán que dar una prueba negativa no más de dos días antes de los juegos.

Pruebas, pruebas y más pruebas

Uno de los factores a considerar para hacerle pruebas a los aficionados en los estadios será el costo. Existen pruebas de varios precios, desde los 100 dólares hasta algunas entre 30 y 40 dólares si se compran por mayoreo. Los precios de las pruebas son una desventaja, pues en muchas ocasiones las pruebas pueden llegar a ser más costosas que los boletos para los partidos.

También existe la duda de que los aficionados estén dispuestos ha realizarse las pruebas. Incluso hay muchos fanáticos que contemplan no regresar a los estadios hasta que exista una vacuna. De acuerdo a una encuesta realizada por The Aspire Group, un tercio de los aficionados de la NBA estarían dispuestos a hacerse la prueba; otro tercio compraría boletos en caso de que estén disponibles y el último tercio no asistiría y tal vez nunca vuelva.

No hay comentarios

Dejar una respuesta