¿Qué es y cómo funciona el Fair Play Financiero de la UEFA?

0
1343
Ari Weitzner

Año tras año vemos en el futbol fichajes y gastos extraordinarios por parte de los clubes. Siendo los grandes equipos los que más se aprovechan de su poderío económico para armar fuertes plantillas.

Desde 1994, en ligas como la NFL existe una norma que rige a todos los equipos llamada “tope salarial”. El tope salarial es un espacio o cantidad exacta de dinero que cada equipo tiene disponible para gastar en jugadores antes de iniciar la temporada. Dicha regla tiene como objetivo hacer a la liga más competitiva y que los equipos tengan las mismas oportunidades de gastar.

Hasta hace poco, la situación del futbol era muy distinta a la de la NFL; tenían toda libertad de hacer sus negocios y traspasos haciendo grandes gastos dentro del mercado de fichajes. Sin embargo, todo cambió en 2011, cuando la UEFA y su presidente, Michel Platini, decidieron poner un alto y empezar a controlar más las finanzas de los clubes.

¿Cómo funciona?

El Fair Play Financiero es una ley que se impuso en la UEFA; establece que ningún equipo puede gastar más de lo que ingresa. Lo anterior, con el fin de tener un control económico de los clubes y que sus perdidas no les afecten. En una reunión de la Asociación de Clubes Europeos en 2019, dictaron que un equipo no podría tener gastos de más de 100 millones de euros de lo que tengan como ingreso. Con lo anterior, se aumentó la cifra que se tenía anteriormente, 30 millones de euros.

Esta norma únicamente se aplica en los clubes que participen en competencias europeas (Champions League y Europa League). Cada uno de estos equipos debe probar a la UEFA no tener ningún tipo de deuda con los integrantes del equipo; ya sea jugador, directivo o autoridad tributaria.

Cuando un club invierte para la mejora de la institución en general, no se incluye dentro de esta regla. Algunos ejemplos de la mejora institucional a un club son: la renovación o mejora de las instituciones deportivas, apostar y financiar más a los equipos juveniles, explotar más la plantilla femenil o hasta la construcción de un nuevo estadio.

¿Qué pasa si no cumples el Fair Play Financiero?

En caso de que se encuentren anormalidades en las cuentas financieras de un equipo, la UEFA tiene una escala de sanciones, dependiendo de la gravedad de los incumplimientos:

  • Advertencia
  • Amonestación
  • Multa económica (varía dependiendo la gravedad)
  • Reducción de puntos en competencia
  • Retención de los ingresos obtenidos en las competencias de UEFA
  • No poder registrar nuevos jugadores para competencias de UEFA
  • Restricción del número de jugadores que el club puede registrar para participar en competiciones UEFA
  • Descalificación de competencias de UEFA
  • Retirar títulos o premios económicos (nunca ha sucedido)

Equipos sancionados

En 2013, el Comité de Control Financiero de Clubes de la UEFA, sancionó al club español Málaga por problemas financieros y falta de pagos. Los privaron de participar en la próxima competencia europea a la que clasificaran y se les impuso una multa de 300,000 euros.

Asimismo, el Manchester City y el Paris Saint Germain también se vieron afectados cuando en 2014 se les encontró culpables y tuvieron que pagar una multa de 60 millones de euros. Además, se vieron en la necesidad de reducir su cantidad de jugadores inscritos en la Champions League a 21 (generalmente se inscriben 25) y no pudieron invertir en nuevos futbolistas.

Por otra parte, Galatasaray vivió uno de los castigos más fuertes. En 2016, después de que se les encontraran deudas en los salarios con los futbolistas, se les sancionó y no pudieron participar en competencias de UEFA Champions League en el siguiente año. Algo muy parecido le sucedió al Milán en 2018, quien invirtió más de 200 millones de euros en fichajes, por lo que los sancionaron y no los dejaron participar en UEFA Europa League.

En 2020 el Comité de Control Financiero de la UEFA castigó al Manchester City por haber rebasado el límite financiero entre 2012 y 2016 con 30 millones de euros y la exclusión de competencias europeas dos años. Sin embargo, el equipo inglés llevó este caso a juicio con el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS). Finalmente, en julio de 2020, se determinó que la sanción iba a ser levantada y el club inglés podría participar sin problemas en la Champions League (clasificó como segundo lugar en la Premier League). Además, les redujeron la multa de 30 millones a 10 millones de euros.

No hay comentarios

Dejar una respuesta