Diferencias salariales entre los protagonistas y los jugadores secundarios

0
699
ESPN Deportes

Las súper estrellas deportivas siempre son el centro de atención de los grandes reflectores y campañas de marketing. Desde el inicio de la televisión, los programas deportivos han sido fundamentales para generar grandes audiencias. En el siglo pasado, deportistas como Pelé, Michael Jordan, Muhammad Alí, Nadia Comaneci y Shumacher, eran los protagonistas del mundo del entretenimiento. En los 20 años de este centenario,Messi, Federer, Phelps y Woods ha heredado el legado .

Los millones de dólares obtenidos por los protagonistas del deporte son incuestionables. De la mano de cada uno de ellos, sus respectivas disciplinas han incrementado su audiencia y su mercado. Sin embargo, detrás de las mayores súper estrellas del juego, se encuentran aquellos que sin tantos reflectores, han sido pieza fundamental de los grandes éxitos deportivos.

La sombra de Pelé

En los deportes colectivos, naturalmente, se elogia a aquellos con mejores estadísticas. En el futbol, por ejemplo, todos celebran a Pelé como el ganador de tres campeonatos del mundo. Sin embargo, a pesar que se aplaude al exfutbolista, la gran mayoría de sus compañeros han pasado al anonimato. En el Mundial de 1962, Brasil se coronó campeón del mundo por segunda vez en su historia. Este campeonato también fue el segundo obtenido por el delantero, colocándolo como el gran protagonista.

La Copa Mundial de 1962 fue un suceso clave para que Pelé fuese considerado como el mejor futbolista de la historia. Sin embargo, no se habla del hecho que el delantero únicamente jugó dos partidos a causa de una lesión. Como resultado, Mané Garrincha fungió como el líder y protagonista del equipo, llevándolos al campeonato. Garrincha consiguió ser el goleador de aquel Mundial y quedó como héroe ante los ojos del país sudamericano. Sin embargo, la historia no le hizo justicia. Se recuerda más a Edson Arantes do Nascimento y su segundo campeonato del mundo que a Mané como el goleador del mismo.

El fenómeno de vivir bajo la sombra de tu compañero no es exclusivo del futbol. A lo largo de los años, se han encontrado deportistas con menores reflectores que han sido pieza clave en los títulos colectivos. Ejemplos como Scottie Pippen bajo la sombra de Michael Jordan o Rob Gronkowski por detrás de Tom Brady, son claros modelos de esta situación.

Las diferencias económicas con los protagonistas

En la época moderna, es más fácil poder determinar cuánta diferencia económica existe entre las súper estrellas deportivas y los atletas secundarios. Scottie Pippen es una leyenda de los Chicago Bulls de finales del siglo pasado. El éxito de los Bulls y de Michael Jordan quizás no sería el mismo sin la participación de Pippen. Scottie fue parte del primer “Dream Team” y de los seis campeonatos del equipo de la NBA con sede en Chicago. “Pip” fue rankeado por ESPN como uno de los 74 mejores basquetbolistas de la historia en 2020, obteniendo el puesto 21. Sin embargo, a diferencia de los 84.5 millones de dólares que Jordan ganó en ocho temporadas, “Scott” solamente recibió 22 millones de dólares.

La NFL es una de las ligas que mejor paga a sus atletas. Año con año, millones de jóvenes sueñan con debutar en la National Football League y tener una vida llena de lujos. Tom Brady es considerado como uno de los mayores exponentes del juego y ha conseguido siete campeonatos. Brady ganó en su última temporada con los Patriots 23 millones de dólares, haciéndolo el mejor pagado de la plantilla. Pero al igual que Jordan y Pippen, el éxito de Tom en los New England Patriots tiene mucho que ver con las grandes temporadas de Rob Gronkowski. Lamentablemente para el ala cerrada, en su última temporada recibía 13 millones de dólares menos que The GOAT.



Los jugadores de época

En la década pasada, el futbol español dominó la cancha. El éxito de la generación dorada española contaba en sus filas con dos jugadores que fueron clave para el equipo. Andrés Iniesta y Xavi Hernández fueron el motor de una Selección Española que consiguió dos Eurocopas y una Copa del Mundo. Iniesta y Xavi asombraron al mundo del futbol con su técnica y facilidad para el deporte.

Las carreras de ambos centrocampistas fueron reconocidas, tanto que se cuestiona si el éxito del Barcelona fue debido a ellos. Sin embargo, económicamente, tanto Andrés como Xavi fueron opacados por uno de los mayores protagonistas del Barça. En 2014, Lionel Messi cobraba 21.5 millones de euros por temporada, mientras que entre Hernández e Iniesta ganaban 20.5 millones de euros. Para 2016, el sueldo de Messi alcanzaba los 40 millones de euros y el de Iniesta no pasaba de los 14 millones de euros.

La historia ha premiado a los jugadores que, si bien no pasan desapercibidos, tampoco roban los grandes reflectores. Estos deportistas han sido reconocidos por los aficionados y su recuerdo perdurará por generaciones. Sin embargo, a nivel salarial, siempre fueron o serán opacados por las grandes súper estrellas de sus respectivas disciplinas.

¡No te pierdas el US Grand Prix! Adquiere tus boletos en Tickets Deportes Inc.

No hay comentarios

Dejar una respuesta