¿Vale la pena ser sede de los Juegos Olímpicos?

0
353
Patricio Salom

El beneficio económico de ser la sede de los Juegos Olímpicos se ha puesto en duda en las últimas ediciones. Si bien la pandemia hará que la ciudad de Tokio pierda dinero en la próxima edición de los JJOO, esto ya era un problema antes de la crisis sanitaria. La capital japonesa ya ha gastado más de 12,000 millones de dólares en la organización del evento. En el 2016, la ciudad de Río de Janeiro invirtió más de 13,000 millones de dólares para ser la sede de los Juegos Olímpicos; sin embargo, no recuperó ni siquiera la mitad.

Uno de los motivos por los que ya no le conviene económicamente a las ciudades ser sede de los Juegos Olímpicos, es el Comité Olímpico Internacional (COI). En los JJOO de Barcelona 92′, el porcentaje de las ganancias que se llevaba el organismo rondaba el 4%. En la edición 2016 de la justa olímpica, el COI se llevó 70% de las ganancias, según Business Insider.

Ana Paola Gutiérrez

La dificultad de ser sede de los Juegos Olímpicos

Además de presentar una candidatura ante el COI, una ciudad debe cumplir varios requisitos para ganar el derecho de albergar los JJOO. Para empezar, las instalaciones para llevar a cabo los eventos, son el mayor de los gastos. Luego, la Villa Olímpica, este complejo puede llegar a costar entre 1,500 y 3,000 millones de dólares. Sumando a todo esto, se necesita un centro de medios para la cobertura del evento y cuesta unos 500 millones de dólares.

Además, es necesaria la capacidad hotelera y de transporte mínima que pide el COI. En el caso de Río de Janeiro, esto fue desastroso. Una nueva línea del metro construida específicamente para el evento, costó 25% más de lo planeado. Pero el principal problema que enfrentó Brasil, fue que la mayoría de las instalaciones se convirtieron en elefantes blancos. Ya venían con problemas económicos que se acentuaron con la organización de la Copa del Mundo Brasil 2014. Entre los dos eventos, el país gastó más de 25,000 millones de dólares.

CiudadAñoGanancias por derechos de T.V (en millones de dólares)
Río de Janeiro2016$4,400
Londres 20122012$2,600
Beijing2008$1,740
Atenas2004$1,490
Sidney2000$1,330

¿El fin de los Juegos Olímpicos?

Por los elevados costos de ser la sede de los Juegos Olímpicos, cada vez menos ciudades han presentado candidaturas. Para 2004, hubo 11 candidaturas, para 2020 hubo 5 y para la edición de 2024 que será en Paris, sólo se presentaron dos candidaturas. Para el 2028 ni siquiera hubo un proceso de votación. Al no haber más candidaturas, se le otorgó el evento a la ciudad de Los Ángeles, que había perdido la candidatura para el 2024. En el caso de los JJOO invernales, es otro tema todavía más complicado. Lo anterior, como consecuencia del acelerado ritmo del cambio climático, pues se ha reducido el número de ciudades que pueden ser sedes de este evento.

Debido a la gran cantidad de personas que ven el evento y al beneficio económico que dejan, se ve casi imposible que puedan desaparecer. Sin embargo, en los próximos años probablemente se vea un decremento en las ganancias que se lleva el COI en el evento. En el caso de eventos deportivos tan grandes como el Mundial o el Super Bowl, cada vez es más difícil para las sedes sacar un beneficio económico. La mayoría de la inversión para realizar un evento así, la pone el gobierno. Aunque hay inversión privada, es una parte pequeña comparada con lo que se utiliza de dinero estatal.

En el 2014, el presidente del COI, Thomas Bach, presentó una lista de 40 puntos para modificar el futuro de la justa olímpica. Entre los puntos más importantes estaban: reducir el costo de los requisitos necesarios e incluir la sustentablidad económica y ambiental del proyecto como requisito. El gran problema del documento es que se incluyen solamente como recomendaciones y no como acciones que el COI vaya a tomar en un futuro cercano.

No hay comentarios

Dejar una respuesta