Streaming deportivo, el artífice del inminente derrumbe de la TV de paga

0
299
Expansión

A raíz de la Covid-19, varios países tuvieron que adaptarse a las nuevas circunstancias sociales. Como consecuencia, se presentó una aceleración de diez años en cuanto al uso de las tecnologías digitales. Por ese motivo y a pesar de la brecha digital, México se situó entre las 50 economías que mejor utilizaron las herramientas digitales. De éstas, el streaming y las plataformas de video fueron las que mejor se aclimataron en el día a día de las sociedades.

Lo anterior, ha provocado un cambio radical para la industria deportiva y del entretenimiento. Esto ha causado un gran impacto tanto para las empresas de comunicación como para los consumidores. Al convertir en una práctica común el uso del internet para cualquier ámbito, los usuarios se han vuelto más escépticos con los métodos tradicionales. Por esta razón, las plataformas de streaming y contenidos digitales han provocado una caída del 9% en las suscripciones de TV de paga. 

Según la empresa de producción de video Grabyo, el 79% de los aficionados al deporte, si pudieran, verían todos los eventos deportivos en directo a través de plataformas de streaming. En consecuencia, los números para las televisoras en el futuro no son nada alentadores. Se ha establecido una proyección de cuota de clientes deportivos del 28% para las televisoras en 2026 a pesar del 49% de cuota actual. Lo anterior, significa la caída inminente de este medio de comunicación.

El problema de las plataformas de streaming deportivo

El futuro de las transmisiones deportivas recae, sin lugar a duda, en las plataformas de streaming. A pesar de esto, aún se está lejos de una única opción que sea capaz de proporcionar a todos los aficionados lo que buscan. Plataformas como DAZN o Direct Tv Go lideran el mercado en México. Por una parte, DAZN tiene un costo de 45 pesos mexicanos al mes; sin embargo, esta solo ofrece transmisiones de boxeo y futbol femenil en territorio mexicano. Direct Tv Go cuenta con un mayor número de canales, aunado a un paquete donde incluye HBO Max por 249 pesos mexicanos mensuales.

El gran problema de estas plataformas, a las que recientemente se han unido STAR + y HBO Max, reside en el contenido que ofrecen. Los derechos de transmisión están separados y en consecuencia, ninguna puede brindar una variedad más completa. Sin embargo, además de contenidos deportivos en exclusiva, presentan un servicio de entretenimiento.



Streaming vs. TV de paga

La mejor opción de TV de paga para los aficionados mexicanos es SKY. Esta compañía cuenta con el mayor número de derechos de transmisión de todos los deportes. Sin embargo, el precio del paquete más completo que ofrece es de poco más de 900 pesos mexicanos. Definitivamente, algo excesivo en comparación al streaming; al contar con todas las plataformas disponibles el desembolso mensual podría rondar los 600 pesos mexicanos. A esto último, se le tendría que agregar la variedad de contenido al instante que cada una expone.

SKY cuenta con una ventaja competitiva, su plataforma BlueToGo. Ésta ofrece canales deportivos, de televisión abierta y Skysports en dispositivos móviles por 20 pesos mexicanos adicionales al plan que cada usuario tenga contratado. Esto supone una buena adaptación al mercado, pero con un costo mensual muy poco asequible para la mayoría de los aficionados en México.

De momento, parece complicado que las compañías de TV de paga sean eclipsadas en su totalidad por las de streaming. Sin embargo, es latente la posibilidad de que año con año las cifras se decanten a favor de estas plataformas. Para evitar su inminente declive, las compañías de TV deben reestructurar sus modelos y cambiar paulatinamente al modelo streaming.

¡No te pierdas el US Grand Prix! Adquiere tus boletos en Tickets Deportes Inc.

No hay comentarios

Dejar una respuesta