Superliga Europea: el futbol está a punto de cambiar

0
459
Patricio Salom

La creación de la Superliga Europea traerá varios cambios muy importantes al mundo del futbol. Doce clubes anunciaron que formarán una competición de clubes internacional independiente a la Champions League a partir de agosto 2021. Esto podría significar la desaparición de la Champions —considerada como la competición de clubes más importante del planeta—. El torneo se disputaría a media semana y los clubes seguirían participando en sus respectivas ligas. El gran problema es que esta decisión fue tomada sin la aprobación de la FIFA o de la UEFA. Ambos organismos han reprobado la creación de esta nueva competencia. 

Los clubes participantes hasta el momento son: Real Madrid, Barcelona, Atlético de Madrid, Manchester United, Liverpool, Tottenham, Chelsea, Manchester City, Arsenal, Juventus, AC Milan e Inter de Milán. La idea es que haya 15 clubes fundadores y cinco clubes invitados. Los visitantes variarían anualmente dependiendo de su rendimiento en sus respectivas ligas. Por el momento, Bayern Múnich, Borussia Dortmund y PSG han negado el unirse a la Superliga Europea.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Deportes Inc. (@deportes.inc)

¿De dónde sale la Superliga Europea?

La idea surgió hace algunos años; sin embargo, apenas se está haciendo realidad. Uno de los principales motivos que han impulsado a los clubes más grandes de Europa a tomar esta decisión es el factor económico. A raíz de la crisis económica por la pandemia, las pérdidas de estos equipos han sido mayúsculas. La Superliga les ofrece la oportunidad de recuperar el dinero perdido. De hecho, los clubes participantes ganarían 4,190 millones de dólares de forma individual, 310 millones de dólares más de lo que les ofrece la Champions League.

Este proyecto fue encabezado por Florentino Pérez, el presidente del Real Madrid, que también será nombrado presidente de la nueva Superliga Europea. Además, esta liga trae un fuerte respaldo económico. Según reportes de Forbes, el banco JP Morgan invertirá más de 4,200 millones de dólares en la Superliga.

La competencia surge como una respuesta al nuevo formato de la Champions League. A partir de la temporada 2024, la Champions tendrá 36 equipos, cuatro participantes más que en el formato actual. Los cambios incluyen la desaparición de la fase de grupos y el aumento de partidos durante la competencia.

Revolución en el futbol europeo y mundial

El nacimiento de la Superliga Europea podría cambiar al futbol para siempre. La FIFA y la UEFA han sido claras en que no aceptarán la formación de esta competición. El presidente de la UEFA, Aleksander Ceferin, aseveró que los jugadores que participen en la Superliga Europea no podrán participar en ningún otro torneo avalado por FIFA. Esto quiere decir que los clubes participantes en la Superliga no podrán participar en sus respectivas ligas. Asimismo, los jugadores que participen en el proyecto, no podrán jugar con sus selecciones nacionales, incluyendo en el Mundial de Futbol.

Han surgido distintas opiniones respecto a la creación de la Superliga Europea. Una de las más importantes ha sido la de los aficionados. Un grupo de fanáticos del Liverpool, colocó mantas afuera de Anfield para mostrar su repudio a la nueva competencia. Por otra parte, el ex-futbolista Gary Neville, tuvo declaraciones que se hicieron virales en redes sociales. El que fuera jugador del Manchester United compartió que esta acción es pura codicia y que todos los que la apoyan son impostores.

Inicia la batalla legal

Aunque los clubes miembros de la Superliga ya anunciaron sus planes, esta historia apenas comienza. La FIFA ya ha movilizado a su grupo de abogados para impedir la creación de la nueva competencia. Según el sitio BeSoccer, la demanda en contra de los equipos participantes podría ser de hasta 72,000 millones de dólares. Incluso, varias ligas ya están estudiando una reducción de pagos por derechos de transmisión de 60 millones de dólares a estos clubes.

Por su parte, la Super League Company, que es la organizadora del torneo, también tomó acciones legales para evitar que se frene la nueva competencia. Buscarán evitar que la FIFA tome acciones punitivas para ahuyentar a los clubes que busquen unirse. Han mencionado que su idea no es reemplazar a la Champions, sino coexistir con ella.

No hay comentarios

Dejar una respuesta