El modelo de negocio del Tour de France

0
291
Chris Graythen

Durante un período de 3 semanas, los ciclistas recorrerán unos 3,000 km de subida y más de ocho desfiladeros. Pasarán más de 4,800 minutos en la silla de su bicicleta, y alcanzarán velocidades de hasta 63 millas por hora. Cada uno luchará por llevar a sus países, equipos y patrocinadores a la gloria.

El Tour de Francia es un fenómeno histórico y global. Cada año, los aficionados de más de 180 países se reúnen para ver la carrera. Sin emabrgo, la parte económica del evento se mantiene por debajo del agua y surgen varias preguntas al respecto. ¿Cómo se gana dinero con el Tour de Francia, un evento que es gratuito para el público? ¿Cómo funciona el modelo de patrocinio de un equipo ciclista profesional? ¿Y cómo afecta todo esto a la forma en que los corredores eligen competir?

La manera en la que el Tour de France hace dinero

La carrera más importante del ciclismo nació de la necesidad financiera. A principios del siglo XX, un periódico francés llamado L’Auto luchaba por mantenerse a flote. Se le pidió al personal del periódico que ideara formas de aumentar la circulación. Géo Lefèvre, un periodista deportivo de 26 años, sugirió hacer la mayor carrera ciclista; el lanzamiento en 1903 fue un éxito inmediato.

Con la primera edición de la carrera, se logró triplicar la circulación de L’Auto de 25,000 a 65,000 periódicos por día. Durante las tres siguientes décadas, esta cifra aumentaría 34 veces más. Hasta los años 60, los periódicos habían monetizado el Tour de varias maneras:

  • Subastaban las paradas en la ruta hacia las ciudades con mayores ofertas.
  • Cobraban a las compañías una tarifa por seguir a los jinetes en “caravanas” de publicidad con logotipos y por tirar el botín a los espectadores.
  • Alquilaban espacios publicitarios físicos a lo largo de la ruta.
  • Permitieron que las marcas locales patrocinaran la gira.
  • Los ingresos del Tour se centraron en gran medida en la monetización de las grandes multitudes que se reunían a lo largo de la ruta.

A pesar de esta diversificación de las fuentes de ingresos, el Tour todavía operaba con déficit. Esto cambió cuando la carrera fue asumida por su actual propietario, el organizador deportivo privado francés, Amaury Sport Organisation (ASO), en 1965. La ASO supo aprovechar la oportunidad y se centró en la construcción de la audiencia a nivel internacional del Tour. Fue así como entre 1980 y 2010, los ingresos del evento habían incrementado exponencialmente (se habían multiplicado por 20); los derechos de televisión se convirtieron en una de las bases de su modelo de negocio.

Hoy en día, el desglose de los ingresos del Tour de Francia se da de la siguiente manera: 40% son anuncios y/o patrocinadores, 55% recae en los derechos televisivos y el 5% se relaciona con las cuotas de la ciudad (hospedaje).

Anuncios y patrocinios

Los patrocinios (40%) siguen siendo críticos para el resultado final de la carrera y han evolucionado significativamente. Las caravanas publicitarias son un punto clave en el negocio; unas 33 marcas pagan entre 250,000 y 600,000 dólares cada una por estar en la caravana. Durante la carrera de 21 días, ellos colectivamente reparten artículos a los aficionados (camisetas, jabón de lavandería, llaveros, palitos de carne). La procesión de 250 vehículos tiene 12 millas de largo y toma 45 minutos para pasar.

Otro eje clave de los patrocinios son las camisetas especiales. En el Tour hay cuatro camisetas especiales que llevan los corredores: amarilla (líder general), verde (mejor sprinter), lunares (mejor escalador) y blanca (mejor corredor joven). El banco LCL gasta 12 millones de euros por año para poner su nombre en el maillot amarillo. Por otra parte, el fabricante de coches Skoda deja caer 4 millones de euros en el maillot verde.

Otro punto importante en los anuncios y patrocinios son las diversas sociedades. Éstas van desde Century 21 (empresa inmobiliaria) que lleva a cabo promociones para regalar casas, hasta Tissot (relojero) que patrocina pruebas de contrarreloj.

Derechos televisivos

Los derechos televisivos que representan el 55% de los ingresos del Tour de France, ya se han vendido en 186 países. Para transmitir la carrera se necesitan 260 cámaras, 35 vehículos y seis aviones. Un acuerdo con France Télévisions vale, según se informa, unos 25 millones de dólares al año.

¿Cuánto dinero recauda el Tour anualmente?

Según fuente de The Hustle, se estima que los ingresos del evento están entre 60 y 150 millones de dólares anuales. Lo anterior representa cerca del 50% de los ingresos anuales totales de la ASO. “El Tour de Francia existe para hacer dinero”, dice Jean-François Mignot, un demógrafo que ha estudiado la economía del ciclismo. Sin embargo, el organizador (ASO) representa solamente una parte del negocio del Tour de France. Se ha construido una segunda economía alrededor de los equipos y corredores que compiten.

El negocio de los equipos de ciclismo profesional

Los sueldos de los ciclistas representan la mayor parte del presupuesto del equipo. Un video publicado por el Team Sky en 2016 esboza una lista de recursos necesarios para los nueve corredores durante el Tour de Francia, incluyendo:

  • 34 miembros del personal (mecánicos, conductores, médicos deportivos, nutricionistas).
  • 55 bicicletas (6 por jinete), 13,000 euros cada una.
  • 80 ruedas de repuesto, 82 casetes de repuesto y 57 cadenas de repuesto.
  • 4,360 geles y barras de energía, además de 3,300 botellas de agua
  • 40 botellas de crema de masaje
  • 100 rollos de cinta de barra (se cambian cada 4 días)
  • Cinco purificadores de aire, nueve unidades de CA y 9 deshumidificadores

En total, los equipos de ciclismo de alto nivel de hoy en día pueden superar fácilmente un presupuesto anual de 20 millones de dólares. Los equipos de ciclismo tienen un modelo de financiación especial; tienen que depender de patrocinadores o donantes para sobrevivir.

Los equipos tienen todo tipo de subpatrocinadores para sus bicicletas, equipo y nutrición. Pero 70% de su presupuesto proviene del patrocinador principal, que paga a un equipo profesional entre 5 y 15 millones de dólares por el nombre del equipo y pone su logo en todos los uniformes.

El tiempo en televisión que los patrocinadores consiguen, a menudo viene con saludables dividendos: la empresa de inteligencia deportiva, Repucom, analizó 325 patrocinadores profesionales de ciclismo en el WorldTour 2012 (una serie de 38 carreras incluyendo el Tour de Francia) y encontró que el equipo promedio valía 88.4 millones de dólares en exposición mediática a un patrocinador titular.

También te puede interesar: Tour de France 2020: Todo lo que necesitas saber

Actualmente, los patrocinadores corporativos de los equipos de ciclismo son: compañías de seguros, empresas de telecomunicaciones y fabricantes comerciales. La razón de lo anterior es que el auge de las transmisiones en vivo atrajo a las corporaciones internacionales que vieron el valor de llegar a un mercado global más amplio. La UCI (el órgano rector del ciclismo) puso en marcha un nuevo sistema de licencias profesionales que incrementó los costos.

Entre 1992 y 2014, el presupuesto de los equipos ciclistas profesionales aumentó de 3.6 millones de dólares a 15.5 millones de dólares. Ahora, el deporte está viendo una nueva tendencia: un aumento de benefactores y países ricos en petróleo que infunden a los equipos hasta tres veces el capital de las corporaciones.

Las ganancias de los ciclistas

El total del dinero del premio del Tour de France es de 2.7 millones de dólares. El ganador general (camiseta amarilla) obtiene la mayor parte del premio, 595,000 dólares y cada subsiguiente clasificación general obtiene una cantidad decreciente, hasta 1,200 dólares para el 20º al 160º lugar.

Los ganadores de otras camisetas (verde, lunares y blanca) se llevan entre 24,000 dólares y 30.000 dólares cada uno. Asimismo, se dan varias sumas pequeñas para cada etapa: sprints, contrarreloj, escaladas y agresividad.

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta