UFC, con o sin Conor McGregor

0
269
Conor McGregor Cortesía Instagram Conor McGregor

Caso de éxito al posible fracaso, así podríamos resumir el reciente prestigio de Conor McGregor. Si bien el irlandés se ha catalogado como uno de los deportistas que dependen más de la estructura comercial, su paso por el UFC ha sido épico y es la propia compañía quien lo ha catapultado como uno de sus estándares. Sin embargo, todo y todos tienen sus límites.

El recorrido

Conor debutó como miembro de UFC en febrero de 2013 y desde ese entonces el espectáculo formó parte de su estructura de pelea al generar polémica y bastante impacto entre muchos seguidores.

Para 2017 se estimaba que su fortuna era de unos $25 millones de dólares, la cual hacía referencia a dos conceptos: su salario como peleador, el cual se calcula es de $20 millones de dólares, y los ingresos por patrocinios, los cuales son los $5 millones restantes.  A las cifras antes mencionadas se tienen que agregar una casa en Irlanda la cual está valorada en $2.2 millones de dólares y solo basta en adicionar que actualmente es accionario de Reebok y que recibió $100 millones de dólares tras su encuentro y debut en el box frente a Floyd Mayweather en agosto del año pasado.

Sin embargo, el dinero y la fama no lo es todo. En términos de personalidad, Conor se ha caracterizado por ser una persona directa, con un carácter arrogante y bastante peculiar que agrada a muchos pero también desagrada a otros tantos. Esa situación, y el hecho de ser catalogado como el “rey” del negocio en el ámbito del espectáculo en el deporte de contacto, ha ocasionado que McGregor suela perder los estribos.

¿Cómo apoyan las Academias Conade a los deportes de combate?

Averígualo AQUÍ

Si bien es cierto, el irlandés no se sube al octágono desde el 12 de noviembre de 2016 cuando logró convertirse en el primer peleador con dos cinturones de dos categorías diferentes. Fuera de su paso por el boxeo, en el ámbito deportivo no ha generado algún otro referente.

A inicios de este año, su futuro como deportista era más incierto, pues no se sabía si seguiría en el box o llegaría la oportunidad de una revancha contra Mayweather en territorios del MMA; dado todo el proceso, el negocio debe continuar y el presidente de UFC, Dana White, optó por quitarle el cinturón de peso ligero tras su larga ausencia y sí, fue lo que detonó su ira y escándalo reciente en Nueva York, pues ya no cuenta con título alguno.

Reivindicación de la imagen de UFC

Podría existir una sanción de 6 meses aproximadamente para McGregor tras la interrupción en Nueva York, la cual dependerá directamente de Danna White. Aquí la duda, ya que Conor se ha convertido en el estandarte del UFC, pues en los últimos 3 eventos en donde se le ha promocionado como el peleador estelar se logró recaudar $33.4 millones de dólares por venta de boletos.

  • UFC 205: 17.7 millones de dólares
  • UFC 202: 7.6 millones de dólares
  • UFC 196: 8.1 millones de dólares

En comparación, los últimos 3 eventos principales tuvieron una recaudación por venta de boletos de $7.8 millones de dólares.

  • UFC 223: 3.0 millones de dólares
  • UFC 222: 2.0 millones de dólares
  • UFC 221: 2.8 millones de dólares

Hablamos de una diferencia de $25.6 millones, los cuales solo dan razón a dos casos principales:

  • El primero es que hablamos de una transformación y decadencia del UFC como negocio al ya no contar con grandes atractivos para un público que fue acostumbrado al espectáculo, pues recordemos que Ronda Rousey ha abandonado también la competencia.
  • El segundo punto habla de qué tan importante se convirtió Conor dentro de UFC para la generación de ingresos, por lo que una buena estrategia sería vincularlo de nuevo a los combates, aunque también detonaría la injusticia y enojo por parte de otros peleadores.

Mientras se logra ver si existe un anuncio oficial, ya sea para hacer válida una sanción o una próxima pelea para defender un título que no existe, somos simples observadores al ver cómo se puede reivindicar una marca cuyos ingresos pueden llegar a superar los $500 millones de dólares por año.

No hay comentarios

Dejar una respuesta