El dorado acuerdo con Soccer United Marketing SUM

0
2121

En el contexto de las selecciones nacionales, la selección mexicana de futbol representa una oportunidad única  en el mercado de explotación de derechos de imagen debido a su capacidad de atracción en dos territorios distintos: el estadounidense y el mexicano. A sabiendas de lo anterior, la empresa Soccer United Marketing (SUM), tomó la decisión en 2003 de hacerse cargo de los mismos en Estados Unidos haciendo una buena oferta a la Federación Mexicana de Futbol (FEMEXFUT).

Este acuerdo ha redituado en buenas ganancias para ambas partes, pero en el sentido deportivo poco han podido sumar. En gran medida se debe a que en muchas ocasiones los encuentros se montan fuera de las Fechas FIFA, provocando la presencia de rivales de menor nivel o cuadros alternativos.

La historia de la selección mexicana con SUM

El nacimiento de SUM data del año 2002 y a lo largo de su trayectoria se ha encargado de comercializar también a la selección de Estados Unidos, MLS,  CONCACAF,  Interliga, Superliga y Copa América Centenario.

El año de 2003 fue justamente el más productivo del acuerdo con la realización de nueve juegos. En el ciclo mundialista correspondiente a Alemania 2006, la compañía entregó $17 millones de dólares a la FEMEXFUT y $400,000 dólares más por cada uno de los partidos, consiguiendo facturar con ello el triple de lo que cobraban antes al comercializarlos por su cuenta.

SUM dio a conocer que entre 2007 y 2010, la FEMEXFUT recibió $13.6 millones de dólares ($170 millones de pesos en ese tipo de cambio) por los amistosos disputados. En 2010, Traffic entró en la pugna por el tesoro incluyendo en la operación la oportunidad de repartir las ganancias, sin embargo, SUM se mantuvo al frente. En este nuevo acuerdo por 4 años se acordó respetar el número de partidos del ciclo anterior.

Cada uno de los contratos adjudicados le otorgan la facultad a SUM para organizar los partidos de la selección mexicana en Estados Unidos. Es decir,  todos los aspectos logísticos relacionados con su realización que consideran la calendarización, contratación de rivales, sedes,  patrocinios, traslados y otros eventos .

La empresa se encarga de contratar a los patrocinadores oficiales del Tri por esas tierras y de darles difusión con distintas actividades. En algunos casos estos patrocinios difieren a los que se manejan por acá. En este tenor han figurado AT&T, Visa, Coca-Cola, Wells Fargo, Castrol, NAPA, Home Depot, Kingsford, Budweiser, Behr Paints, Powerade, Allstate, Unilever y Makita.

México gana en patrocinadoresMéxico derrota a Nueva Zelanda y Panamá en cuestión de patrocinadores

Averigua más AQUÍ

Uno de los platillos más grandes con los que cuenta la firma son los clásicos entre Estados Unidos y México, que en el período comprendido entre 2011 y abril de 2015 fueron capaces de generar ingresos por $45.7 millones de dólares en taquilla producto de tres juegos amistosos y dos oficiales según la información dada a conocer por El Economista. Tan solo en el partido de abril de 2015, la selección mexicana se quedó con al menos $7.5 millones de dólares procedentes de la taquilla.

La sede más privilegiada en los acuerdos de la selección mexicana con SUM ha sido Los Ángeles con 10 juegos.

En esta estancia de casi 14 años con la empresa se han realizado 81 partidos y hasta febrero de 2016 se habían recaudado $400 millones de dólares en taquilla, por la asistencia de 3.9 millones de aficionados a 79 de ellos. La Federación Mexicana ha obtenido a cambio apenas $102 millones de dólares de sus contratos establecidos por 4 años

En el acuerdo vigente hasta 2018, la selección mexicana está obligada a jugar por lo menos cinco juegos al año recibiendo alrededor de $2 millones de dólares por cada uno de ellos tomando en cuenta la información divulgada por Los Angeles Times. Este dinero se utiliza fundamentalmente para cubrir los gastos que generan los otros representativos nacionales. Esta semana se cumplirá la meta con los partidos ante Nueva Zelanda y Panamá después de haber enfrentado ya a Senegal, Paraguay y Chile.

Sin lugar a dudas, el compromiso ha sido muy fructífero para ambas partes y se ve muy difícil un cambio en el horizonte, motivo por el cual la selección seguirá abriendo sus puertas a varios elementos, aún sin los merecimientos necesarios con tal de cumplir estas condiciones.

No hay comentarios

Dejar una respuesta