Estadio de los Diablos Rojos del México

0
6471
Modelo del estadio de los Diablos Rojos del México cortesía Diablos

Desde su salida del Parque del Seguro Social ocurrida en el año 2000, los Diablos Rojos de México han estado en la búsqueda de consolidar una nueva casa propia. El anuncio de la llegada de la Fórmula 1 para el año 2015 hizo que el diamante temporal del Foro Sol pasara al olvido encontrando refugio en el Estadio Fray Nano y el 2 de diciembre de 2014 fue presentado por fin el proyecto del Estadio de los Diablos Rojos diseñado por Alonso de Garay y Francisco González Pulido de las firmas arquitectónicas ADG y JAHN respectivamente.

Mientras se iniciaba la ambiciosa obra, el Estadio Fray Nano recibió una remodelación durante 4 meses por parte de la firma ADG para ampliar su capacidad de 3,000 hasta 5,200 aficionados por más de $70 millones de pesos de los $20 a $25 millones de pesos proyectados inicialmente. En mayo de 2015, el dueño de los Diablos Rojos, Alfredo Harp Helú, creó la empresa Centro Deportivo Alfredo Harp Helú, SA de CV (CDAHH).

El gobierno de la Ciudad de México firmó un contrato con esa naciente empresa el 3 de noviembre de 2015 en el que se estableció la donación del nuevo estadio que se está edificando en un terreno de 7.8 hectáreas de las 292 hectáreas que ocupa la Ciudad Deportiva de la Magdalena Mixhuca. El terreno se ubica al final de la recta principal a la altura de las “eses” y el 52% del mismo se está utilizando para la estructura del estadio.

Este acuerdo señala un permiso administrativo temporal revocable por un período de 10 años y con la opción de ser renovado hasta por 30 años después de haberse realizado una evaluación del mismo a su término. Establece también que el terreno se mantendrá como propiedad del gobierno capitalino y se denominará “Centro Deportivo Diablos Rojos del México”.

mlb-en-redes-sociales¿Cuál es el equipo más popular de la MLB en redes sociales?

Averígualo AQUÍ

El recinto tendrá una capacidad fija para 15,746 aficionados y un espacio de 5,728 lugares adicionales en gradas temporales. En un principio se tenían contemplados tan solo 13,000 lugares.

Su diseño está basado en el México prehispánico, contemporáneo y futurista. El techo traslúcido será de metal con una consistencia liviana. Estará compuesto por una tribuna a nivel de campo y otra más en la parte superior. Asimismo, este inmueble será sustentable, enfocado en reducir su impacto ecológico con la aplicación los principios de cero emisiones, cero desechos y cero consumo energético.

Harp se encuentra aportando con su propio capital privado el 100% de los recursos necesarios para edificar la construcción tasada en un principio en más de $60 millones de dólares, aunque esta se podría haber elevado por los movimientos que ha tenido el dólar.

En los alrededores del mismo se hallará una plaza pública para actividades comerciales y culturales, una cívica con el vestíbulo, además de jardines, un huerto urbano y un gran talúd. Las amenidades incluyen tiendas de souvenirs, área de comida, una explanada, un Salón de la Fama, área de picnic, zona infantil, plazas y estacionamiento propio para 613 vehículos.

La fecha para el inicio de la construcción estaba  marcada en marzo de 2015. Sin embargo, en diciembre de 2015 apenas se habían iniciado los trabajos bajo tierra y actualmente ya se puede observar la estructura del diamante y las tribunas. Originalmente la conclusión de la obra estaba prevista para el arranque de la temporada en abril de 2017, sin embargo esta ha sido retrasada hasta mayo motivo por el cual su estancia en el Fray Nano se extenderá al menos 2 meses más.

  • Los Diablos Rojos participan en la Liga Invernal Mexicana que inicia el 19 de octubre.

No hay comentarios

Dejar una respuesta