Extranjeros en selecciones nacionales

0
1144

Vivimos en un mundo globalizado, en donde las distancias se acortan gracias a los avances tecnológicos; las culturas, costumbres o alimentos de otras regiones están al alcance de cualquier supermercado y las migraciones de un país a otro son cada vez más comunes.

Históricamente el ser humano ha migrado de un lugar a otro y en la actualidad estos cambios se pueden dar por muchas razones: conflictos armados, búsqueda de oportunidades laborales, estudios, familiares o simplemente por lanzarse a la aventura. Estas situaciones no son ajenas a los futbolistas profesionales.

No es un secreto que en muchas ligas del mundo hay un alto número de jugadores que no nacieron en ese país, pero la realidad que muchos dejan a un lado es que esto también sucede en las selecciones nacionales, con un número importante de futbolistas que nacieron en países distintos al que defienden.

En Deportes Inc. realizamos un estudio para ver qué tan común es esta situación. Tomamos en cuenta a las 108 selecciones que aún compiten por un lugar para estar en Rusia 2018 y tomamos como referencia a todos los jugadores que vieron acción en su último partido eliminatorio, el resultado nos entregó 1496 futbolistas de selección repartidos entre las seis confederaciones.

Sorprende conocer que 13% de los futbolistas de este estudio nacieron en un país distinto al que representan, es decir, 195 de los 1496 jugadores de selecciones nacionales. Pero lo que más sorprende es verlo en cuestión de selecciones: de 108 países que aún disputan un lugar para estar en Rusia 2018, el 63.3% de las selecciones tienen al menos un futbolista que nació fuera de sus fronteras, esto es 69 países que sí contra 39 que no.

Estas tendencias están muy marcadas según la confederación de cada selección y obedecen a razones migratorias y de ascendencia.

En Europa (UEFA), 40 de las 54 selecciones (74.1%) cuentan con al menos un jugador que nació fuera y el total nos muestra que de 747 jugadores, 109 (14.6%) no nacieron en ese país. Por su parte, en África (CAF), la situación es mayor, ya que 16 de 20 selecciones (80%) tienen futbolistas con estas características y en número de jugadores son la confederación con mayor porcentaje con 62 futbolistas nacidos fuera de 278 que vieron acción (22.3%).

El resto de las Confederaciones tiene porcentajes mucho menores, en Oceanía (OFC), 2 de 6 selecciones (33.3%) cumplen con este criterio y un 8.5% del total de jugadores, en Asia (AFC) 4 de 12 países (33.3%) y 4.8% de futbolistas, en Conmebol 5 de 10 naciones (50%) pero solo el 4.3% de jugadores y en Concacaf 2 de 6 selecciones (33.3%) con 3.6% de los futbolistas.

En cuestión de su origen, hay futbolistas de 46 países distintos defendiendo unas playeras distintas a la de su país de nacimiento, con Francia como el que más aporta con 52 futbolistas, seguido de Inglaterra con 22, Alemania con 16, Suiza con 12 y Brasil con 8.

Los países con más jugadores nacidos fuera de sus fronteras son Marruecos y Argelia con 10 jugadores de 14 utilizados cada uno (en el caso de Argelia, todos nacidos en Francia), seguidos por Azerbaiyán, Kosovo y Albania con 7 cada uno.

¿Qué marcas de uniformes visten a más selecciones rumbo a Rusia 2018?

Averígualo AQUÍ

Las historias de cada uno de estos 195 futbolistas son muy diversas, y en realidad son pocos los que cumplen el papel de “naturalizados” en toda la extensión de la palabra. Aquí representamos algunos de los jugadores más mediáticos para entender las distintas razones que pueden existir:

  • Ivan Rakitic nació en Suiza e incluso llegó a jugar con la selección juvenil de ese país, pero decidió representar a Croacia, el país donde nació su padre, pese a que nunca había jugado ahí. Caso similar con Pierre-Emerick Aubameyang que nació en Francia, jugó con selecciones de límite de edad de ese país, pero optó por Gabón, la nacionalidad de su padre.
  • Diego Costa nació en Brasil y llegó a jugar con la selección mayor de su país, pero en partidos amistosos. El delantero optó más adelante por defender a la selección española, país donde se afianzó como futbolista profesional.
  • Fernando Muslera nació en Argentina, pero sus padres eran uruguayos y él regresó a Montevideo al año de edad donde luego defendió la playera de Uruguay.
  • Xherdan Shaqiri nació en Gjilan en la antigua república de Yugoslavia (hoy la ciudad está en Kosovo) pero él y su familia salieron de Yugoslavia rumbo a Suiza, país al que ahora defiende, cuando el jugador tenía solo un año y los problemas sociales, étnicos y bélicos comenzaron a crecer en su país natal.
  • Dimitri Payet vive una situación peculiar. Él nació en Reunión, una isla al este de Marruecos que actualmente está constituida como un departamento de ultramar francés. Payet goza de los derechos de cualquier francés (entre ellos, la nacionalidad), sin embargo, Reunión tiene cierta autonomía y una selección propia (que no está afiliada a la FIFA) por lo que está considerado como un jugador que nació fuera de Francia. Caso similar al que se hizo famoso hace algunos años con Jocelyn Angloma, nacido en el departamento de ultramar francés de Guadalupe.
Compartir
Artículo anteriorCoca-Cola entra a la MLB
Artículo siguienteLos ingresos cerveceros
Jefe de información de Deportes Inc. Experiencia en medios de comunicación deportivos en televisión, radio, internet, revistas y libros

No hay comentarios

Dejar una respuesta