Rusia sin Juegos Olímpicos, ¿cómo llegamos aquí?

0
381

El pasado 5 de diciembre (2017) el Comité Olímpico Internacional (COI) determinó que debido al escándalo de dopaje en el que se vieron envuelto el gobierno ruso y sus atletas después de Sochi 2014, este país no podrá tener parte en los próximos Juegos Olímpicos que se celebrarán en PyeongChang, Corea del Sur del 9 al 25 de febrero de 2018.

Es decir, que todo el Comité Olímpico Ruso (COR) está suspendido de participar, por lo que no se le darán acreditaciones a Pavel Kolobkov, ministro de deportes, a los directivos del comité ni a ninguno de los entrenadores, además de a todos los atletas que participaron durante los Juegos Olímpicos de Invierno del 2014. Además de las suspensiones impuestas a Rusia, el COI decidó vetar de por vida al ex ministro de deporte ruso Vitaly Mutko y su entonces vice-ministro Yuri Nagornykh.

A pesar de esto, el COI ha dejado abierta la puerta para se invite a ciertos atletas rusos para que puedan participar como atletas independientes. Para esto, deberán demostrar un historial limpio, es decir, que no haya sospecha alguna de utilización sustancias prohibidas, ni que alteraran sus análisis, pero para poder calificar a esta invitación, el caso de cada atleta deberá ser analizado por un panel independiente del COI.

Las sanciones impuestas por el organismo olímpico son duras, pues ninguno de los atletas rusos que participen podrá escuchar su himno nacional o ver alzarse la bandera rusa, pero el COI les dará el beneficio de participar con una denominación especial de Atleta Olímpico Ruso (OAR, por sus siglas en inglés) y si Rusia cumple al pie de la letra, se le podría levantar la sanción para el evento de clausura de PyeongChang 2018.

Pero usted, querido lector se preguntará: “¿Cómo llegamos hasta aquí?” Aquí en Deportes Inc. le tenemos un breve resumen sobre el escándalo de dopaje ruso:  

¿Cómo afectó el escándalo de los “Paradise Papers” al mundo del deporte?

Averígualo AQUÍ

 

2014

  • Luego del éxito ruso durante los Juegos Olímpicos de Invierno de Sochi 2014 que se llevaron a cabo en febrero de este año, la cadena televisiva alemana ARD transmitió un documental en el que aseguraban que los atletas rusos se dopaban de manera sistemática con la ayuda de las instituciones deportivas rusas. Este documental desencadenó una investigación por parte de la World Anti-Doping Agency (WADA).

¿Qué hacía el estado ruso?

Durante los Juegos Olímpicos de Invierno de Sochi 2014 y durante otras pruebas internacionales, personal del ministerio de deportes de Rusia sustituía las muestras de orina contaminadas con drogas para mejorar el rendimiento físico con otras muestras sin alteración que habían sido recolectadas meses antes.

2015

  • Mientras la investigación se lleva a cabo, la cadena ARD transmite un segundo documental en el que revelan que hay cientos de muestras de sangre de alrededor de 5,000 atletas con niveles extraordinarios de dopaje.
  • Por otro lado, en su primer informe sobre la investigación, WADA le pide al COI que suspenda al equipo ruso de atletismo de participar en los Juegos Olímpicos de Río 2016.

2016

  • A principios de año WADA publica su segundo informa sobre la investigación al Comité Olímpico Ruso (COR) y determina los altos directivos estaban al tanto del sistema de dopaje.
  • Durante el mes de mayo el ex director del laboratorio anti doping de Moscú revela que el gobierno ruso y el COR tenían implementado un sistema de doping para todos los atletas rusos durante los JJ.OO. de Invierno de 2014.
  • A pesar de que se extiende la suspensión de las distintas federaciones rusas para Rio 2016, el COI permite que 270 atletas que demostraron estar limpios participen.

2017

  • Agencias anti-doping de 17 países diferentes le pidieron al COI que vetara a Rusia de participar durante los Juegos Olímpicos de Invierno de 2018 y, a pesar de la presión ejercida por Vladimir Putin, el Comité decidió aplicar estas recomendaciones.

Además de la prohibición de participar en Pyongyang 2018, el COI también decidió quitarle medallas y vetar de por vida a 25 atletas rusos que participaron en Sochi 2014.

  • El documental original de Netflix “Icarus”, detalla cómo se desarrollaron los primeros meses del escándalo.
  • A pesar de todo esto, Rusia organizará el Mundial de futbol en 2018.
  • Para este artículo se utilizó información de Vanguard

No hay comentarios

Dejar una respuesta