La realidad económica de la novela Neymar con PSG

0
569
*Actualizado el 2 de agosto

La novela de esta temporada se llamó Neymar da Silva Santos Júnior.

El futbolista brasileño del FC Barcelona estuvo en la mira del Paris Saint-Germain desde hace más de un año según los mismos directivos del club francés y con la llegada del delantero al club francés, hay varios puntos a analizar sobre todo el drama del brasileño en unión a ambos clubes.

Contrato

Neymar llegó al FC. Barcelona en verano e 2013 y firmó contrato por cinco años con una cláusula de rescisión de €190 millones

El brasileño firmó una extensión de contrato en octubre de 2016 que lo ligaba al club hasta 2021 en el que fue, según el equipo de trabajo de Neymar, el contrato más importante para un futbolista en ese momento.

Este nuevo acuerdo tenía dos características importantes: Su salario aumentó a €25 millones netos por temporada (más bonos por logros del equipo) y donde se eliminaron los logros individuales (como nominaciones al Balón de Oro o goles). Además, su cláusula de rescisión dejó de ser fija para ser escalonada, aumentando año con año, y que establece €222 millones esta temporada (2017-18) que oficialmente ya arrancó.

Dentro de las cláusulas del nuevo contrato existe un bono por renovación que según varios reportes es de €26 millones, mismos que no fueron pagados al momento de firmar la extensión, sino que originalmente serían pagados antes de agosto de 2017. Sin embargo, el club no realizó el pago y en vez de ello depósito la cantidad ante una notaría para que la guarde, pues al no cumplir Neymar con su renovación, buscará que sea reducida proporcionalmente, por lo que de momento la notaría lo guardaría hasta que se llegue a un acuerdo sobre la cifra a abonar.

Fair Play Financiero

La UEFA instauró en 2011 esta regulación que establece, en pocas palabras, que los equipos no pueden gastar más dinero del que ingresan, esto en un periodo de balance de los últimos tres años. El reglamento permite un pequeño margen de maniobra de €30 millones por temporada en cuestión de endeudamiento, pero no se permite tener deudas a otros equipos, jugadores o autoridades tributarias.

Entre las sanciones a los clubes que las incumplan están multas, retenciones de ingresos por parte de UEFA, prohibir inscripción de jugadores a competencias de UEFA y descalificar o negar la participación en algún torneo organizado por el organismo.

  • Varios equipos han recibido sanciones por parte de UEFA al incumplir en el Fair Play Financiero y seis han sido excluidos de participar en los torneos en algún momento, entre ellos el Málaga de España en 2013 y el Dnipro de Ucrania en 2016.

La situación económica del PSG

Nasser Al-Khelaifi, presidente de Qatar Sports Investments (QSI), inició la compra del Paris Saint-Germain en 2011 (concluyó en 2012), desde entonces el club ha aumentado año a año su valor hasta situarse entre los 20 equipos más poderosos económicamente hablando.

El PSG tiene ingresos anuales entre €480 y €520 millones (€480 según Deloitte y €520 según Forbes), cifra que se ha mantenido estable durante los últimos cuatro años con un promedio de €490 millones en ese periodo.

Sin embargo, sus gastos también son altos, según El País, la plantilla actual del PSG ya cobra en conjunto cerca de €300 millones y hay que sumar poco más de €100 millones en otros gastos, pues según Forbes las ganancias (antes de impuestos) del club en el último año se situaron en €80 millones y es la primera vez en tres años que estos números son importantes (+$1 millón USD en 2016 y -$1 millón USD en 2015 según Forbes).

Además, el PSG tiene la complicada situación fiscal en Francia, que exige impuestos de 69% para las grandes fortunas, como las de los futbolistas de élite.

La operación Neymar

Con la situación fiscal de Francia, si el club busca que el jugador ingrese €30 millones netos por temporada (cifra citada por varios medios), llevaría al PSG a hacer un pago cercano a los €96.7 millones al año.

De esta manera, con una suma sencilla tendríamos:

  • €222 millones por pago en la cláusula de rescisión.
  • €96.7 millones por el salario del primer año (únicamente contamos el salario del primer año para cuestiones del fair play financiero, pero un contrato de cinco años significaría una inversión de €483.5 millones, además de bonos por firmar el acuerdo y por posibles logros deportivos).
  • €300 millones por salario del resto de la plantilla del PSG
  • €100 millones por gastos operativos del club.

Esto nos arroja gastos por €718.7 millones contra los ingresos de entre €480 y €520 millones que tiene el club, para un endeudamiento de más de €200 millones.

Para solventar la operación es evidente que el PSG deberá tomar cartas en el asunto.

Neymar significa un impacto mediático (además de deportivo; sí, en ese orden) que aumentará los ingresos del club, pero no a ese nivel. Por poner en perspectiva, los ingresos totales del FC Barcelona son de €620 millones (de acuerdo a Forbes, €660 millones según otros medios), “solamente” €100 millones más que el PSG, por lo que es muy poco probable que un solo jugador aumente a ese nivel el estatus del club.

La opción más probable habla de la salida de jugadores del cuadro francés, pero ninguno tiene los grandes carteles para una cifra millonaria. Según Transfermarkt solo tres futbolistas del PSG están valuados en al menos €40 millones: Marco Verratti (€45), Edinson Cavani (€45) y Ángel Di María (€40).

¿Por qué han aumentado los precios en los fichajes de jugadores?

Averígualo AQUÍ

El lado del Barcelona

Haciendo a un lado la calidad futbolística del delantero brasileño, la operación es muy importante para el club.

La entrada de €222 millones por la cláusula de rescisión significa el equivalente al 35% de los ingresos anuales del club.

Este dinero podría estar enfocado en dos grandes sectores:

  • Nou Camp Nou. El mega proyecto está presupuestado en €600 millones en un plan financiero que permitirá que se termine de pagar hasta 2025 (aunque su construcción terminaría en 2021). Este plan incluye la renovación del estadio, nuevo Miniestadi, el Nuevo Palau Blaugrana, un pabellón deportivo, pista de hielo, museo, tienda, oficinas, restaurantes, taquillas, una escuela de fútbol, un hotel y una universidad.
  • Fichajes. La actual directiva del Barcelona ha apostado con fuerza por contratar jugadores no formados en las fuerzas básicas del club. Tener ese dinero disponible podría aumentar esa inversión, que en los últimos tres años ha tenido un promedio de €113.5 millones por temporada (2016-17: €122.7, 2015-16: €51, 2014-15: €166.7) y que este verano ya ha utilizado €47.5 millones.

Todas las cifras nos muestran que, independientemente del futuro para el jugador, los costos y las posibles inversiones en el futbol son cada vez más altas.

Compartir
Artículo anteriorMLB en el mundo
Artículo siguienteLa conquista tenística de Los Cabos
Jefe de información de Deportes Inc. Experiencia en medios de comunicación deportivos en televisión, radio, internet, revistas y libros

No hay comentarios

Dejar una respuesta