España perdió casi €30 millones de euros

0
1951
Aficionados españoles por David Wilson , CC BY 2.0,

El fracaso de la selección española en Brasil 2014 sigue cobrando factura a nivel comercial. El desgaste de la imagen que España arrojó hace dos años ha ocasionado que la captación y el mantenimiento de patrocinios deportivos estén en plena caída libre.

Después de consumar una hazaña a costa de la mejor generación de futbolistas que ha visto España (los títulos de la Eurocopa 2008, 2012 y el Mundial de 2010), el nivel deportivo de La Roja se ha visto a la baja. Fue a partir de la Copa Confederaciones de 2013 en Brasil que el futbol tan vistoso y eficaz predicado por Vicente del Bosque dejó de imponer un absoluto dominio en el terreno de juego en cuestión de resultados.

Aquel año, la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) decidió poner fin a su relación comercial con Santa Mónica Sports, compañía que hasta el momento era la encargada de la gestión y captación de socios comerciales para la Federación. Son ahora casi treinta millones de euros los que han dejado de llegar a la entidad española desde entonces, debido al abandono de importantes compañías que estaban asociadas con la Selección.

Según informó el diario As español, un total de once compañías se marcharon del catálogo de patrocinadores oficiales de La Roja desde que Santa Mónica Sports se hizo a un lado del cargo que manejaba. Entre todos los auspiciadores, la RFEF abonaba €29,971,379 euros al año, cifra que habría incrementado en caso de continuar la vinculación de ambas partes, así como el haber mantenido a los distintos sponsors. De las empresas que más aportaban económicamente destacan Ahorra Energía (€7,241,379 euros anuales), Chevrolet (€7,000,000), Nissan (€3,000,000) y Cepsa (€3,000,000).

Torre Eiffel París FranciaLa Torre Eiffel podrá iluminarse con la bandera de España

 

Conoce cómo AQUÍ

No es solamente el deterioro del rendimiento deportivo español en el futbol lo que ha ocasionado la pérdida masiva de patrocinadores, pues marcas como Nissan, Gillete o Bimbo han dejado de renovar contratos con la RFEF debido al menosprecio recibido por parte de María José Claramut, nueva directora de marketing de la Federación. Según el reporte de As, estos patrocinadores encontraron a la mujer como inaccesible cuando se trataron de concretar los nuevos acuerdos.

Las empresas que sí renovaron contrato con la RFEF le aportarán un total de €53,030,578 euros anuales a la Federación. De estas compañías, solamente la aseguradora Pelayo es patrocinador oficial, mientras que los demás fungen como socios y colaboradores.

  • Desde la llegada de María José Calaramunt, la RFEF no ha logrado incorporar a ningún nuevo patrocinador oficial.
  • Los contratos con Sanitas y LG son producto de la gestión anterior dentro de las arcas de la Federación.
  • Para la presente Eurocopa, España llega sin un banco, coche o petrolera oficial, tres sectores clave en el mundo del patrocinio deportivo hoy en día.

No hay comentarios

Dejar una respuesta