¿Qué es el “pacto de caballeros”?

0
6479
Con colaboración de Juan Carlos González

El pacto de caballeros es uno de los temas más polémicos que han surgido en la liga de México en los últimos años, que deja en descontento a la mayoría de los futbolistas, pero deja en buena posición económica a los directivos de los equipos.

Es un acuerdo de palabra originado por los dirigentes del futbol mexicano en el 2002 para proteger sus intereses económicos. Este establece el pago de una cuota por derechos de formación o contratación al club originario de un jugador que ha adquirido su libertad con el término de sus contrato. En caso de que la cantidad no sea abonada, el jugador queda bloqueado para participar en cualquier equipo del futbol mexicano.

¿Cómo funciona y en qué es diferente al resto del mundo?

En el futbol europeo, si “Jugador X” tiene un contrato con “Club Y” que termina en julio de 2017, el futbolista puede comenzar a negociar con un nuevo club seis meses antes (desde enero) de que se termine el acuerdo laboral e incluso puede firmar desde entonces con “Nuevo Equipo”, comprometiéndose a jugar con ellos una vez termine su contrato con “Club Y”.

Aunque también “Jugador  X” puede esperarse a julio de 2017 para que termine su acuerdo con “Club Y” y una vez libre, firme con “Nuevo Equipo” o cualquiera que le haga una oferta laboral.

En cualquiera de los dos casos, el “Club Y” no tiene voz o voto para impedir que el futbolista se marche, excepto con la posibilidad de extenderle una renovación de contrato.

En materia económica, el “Club Y” tampoco recibe remuneración por la partida del futbolista, a menos que el jugador sea menor de 23 años, en este caso, el equipo recibe una compensación por “derechos de formación” y/o “contribución solidaria”, por haber ayudado a que el futbolista se desarrolle profesionalmente.

fair-play-financiero¿Qué es el Fair Play Financiero establecido por UEFA?

Averígualo AQUÍ

En el futbol mexicano, la cosa es distinta. “Jugador X” no tiene derecho de negociar con otro club mexicano sin la autorización y visto bueno de “Club Y”, ya sea en los seis meses previos de que su contrato expire o una vez libre. De esta manera, aunque los equipos sí entablan conversaciones con los agentes de los futbolistas para discutir las opciones, es el “Club Y” el que tiene la palabra final para determinar a qué equipo será transferido.

El pacto de caballeros marca ese orden para, además de tener control sobre las decisiones, establecer que un pago sea obligatorio entre los equipos involucrados.

Para agilizar las negociaciones entre “Club Y” y “Nuevo Equipo”, los directivos crearon el famoso régimen de transferencias, mejor conocido como draft.

En caso de que un equipo o jugador ignore este orden, el futbolista queda bloqueado de participar en cualquier competencia del futbol mexicano.

Compartir
Artículo anteriorLos favoritos al título de la Liga MX
Artículo siguienteLa Comisión del Jugador
Jefe de información de Deportes Inc. Experiencia en medios de comunicación deportivos en televisión, radio, internet, revistas y libros

No hay comentarios

Dejar una respuesta