La televisión deportiva ha muerto

2
1030

Los deportes en vivo permanecen como el último gran bastión de la televisión tradicional. Disfrútenlo mientras puedan (mensaje dirigido a las cableras y dueñas de derechos de transmisión, no a los espectadores) pues el reinado de la televisión finalmente ha llegado a su fin.

Fueron aproximadamente 70 años de dominio de la televisión, pero la TV ve el ocaso de su vida como la conocemos de la misma manera que le ha sucedido al periódico desde el comienzo del milenio, ambos víctimas del nuevo rey: Internet.

No es un secreto, ni siquiera es un secreto a voces, es una realidad innegable. Inicialmente fueron las noticias, primeras víctimas de la inmediatez de las redes sociales (no siempre de forma positiva), y luego el contenido de entretenimiento, que emigró a Netflix, Amazon Prime e incluso, de una manera distinta, Roku.

Son dos factores los que han empujado a esto: tiempo y espacio.

El tiempo muchas veces ha jugado en contra, especialmente en el tema de noticias, ya que con el afán de tener la primicia, la información no siempre es confirmada (piensen en la cantidad de rumores tras la tragedia del Chapecoense o diarios deportivos en México que “aseguran” exclusivas que luego no se concretan), sin embargo, el internet ayuda a que el tiempo sea un impedimento menos para, al ser utilizado de manera correcta, llegar de una manera más veloz a la audiencia.

El espacio es la parte que más ha cambiado en los últimos cinco años, donde la penetración de smartphones y tablets es cada vez más grande (piensen quién de ustedes tenía un smartphone en 2009; no, Blackberry no cuenta), así como la apuesta de servicios tradicionales por tener sistemas de streaming como Fox Play o HBO GO. Ahora son los usuarios los que deciden dónde ver su contenido favorito.

Estos dos factores han cambiado (o al menos, han hecho que los directivos más inteligentes tengan que cambiarlo) la televisión tradicional, excepto por el gran gigante: los deportes.

Sí, puedes conocer el resultado de un juego en vivo vía Twitter, ver el resumen semanal en un sitio web o burlarte de las expresiones gracias a memes en Facebook, pero el juego en vivo aún no es dominado por las experiencias en línea.

google¿Cuáles fueron los deportistas más buscados en Google en 2016?

Averígualo AQUÍ

Servicios como ESPN Play o Fox Play ofrecen la mayoría de su programación tradicional en su servicio de streaming, pero para poder acceder a él hay que ser suscriptores. Televisa y TV Azteca transmiten los mismos juegos que están en televisión abierta en su sitio web, pero, en la mayoría de los casos, se trata de la misma programación.

Ejemplos de este estilo hay muchos más, pero a partir de 2017 veremos con mayor fuerza la entrada de dos gigantes dormidos: Facebook y Amazon.

Ambas compañías (con ingresos de miles de millones de dólares) han negociado en distintos frentes para tener contenido deportivo; por lo que no se extrañen si pronto hay abiertos de tenis, carreras automovilísticas, juegos amistosos de futbol o partidos de basquetbol de manera exclusiva en estas plataformas. Netflix, que no entraría como “gigante”, aún, ha anunciado que, de momento, no apostará por deportes en vivo, pero que esto podría cambiar en el futuro. Estos tres actores, y los que se sumen, cambiarán por completo el panorama deportivo, y no necesariamente como Twitter con su incursión en ligas como la NFL, donde el contenido no es exclusivo, si no al tener en esa plataforma un evento deportivo que no pueda ser visto en otro lugar.

El cambio ya lo hemos visto con plataformas como MLB.tv o NFL GAME PASS que de cierta manera se “saltan” al servicio tradicional de televisión para ofrecer el contenido directamente al usuario, aunque aún utilizan la producción base de cadenas como NBC, ABC o FOX. Esta misma situación se verá reflejada en más eventos deportivos, pero también serán las mismas empresas de tecnología las que optarán por producir, cuando se pueda, personalmente dicho evento, para acoplarse a su formato y estándares.

Esa es la nueva apuesta. Ese es el futuro. Tú liga favorita, en el momento que tú quieras, en el dispositivo que tú elijas.

La televisión deportiva como la conocemos ha muerto, solo que todavía no lo sabe.

2 COMENTARIOS

  1. No estoy completamente de acuerdo. Es cierto que muchas de las ligas han empezado a migrar a servicios digitales, pero aún así, la programación en vivo a través de la transmisión por TV es mucho más rentable.

    Mencionas sistemas como MLB.tv o NFL GamePass. Ambos tienen clausulas de blackout en el que si el estadio no alcanza cierta capacidad, el partido no se transmite. Dichas clausulas, por lo general, también aplican para transmisiones en vivo por servicios tradicionales de TV, donde los patrocinadores asumen el riesgo al comprar el espacio publicitario.

    El caso más interesante es sin duda, el de la Premier League. Ellos no cuentan (y no contarán) con un servicio de streaming durante los próximos 5 años, puesto que la venta de los derechos de transmisión de los partidos es la principal fuente de ingresos, y razón por la cual en cada mercado de fichajes, equipos “chicos” de Inglaterra pueden competir económicamente con otros grandes de Europa.

    Personalmente, me encantaría poder ver los partidos de la PL en vivo y por internet, sin embargo, en donde vivo el servicio no existe a menos que contrate un paquete de televisión de paga. En el peor de los casos, se puede contratar el servicio de TV de paga de solamente un canal que cuente con los derechos de transimisión, pero al agregar el costo de todos los paquetes individuales de streaming por internet y compararlos con el costo de el servicio tradicional, el segundo termina siendo más barato y con más contenido.

    Hay muchas más dimensiones a esto de las que uno considera. En muchas partes del mundo, la empresa que ofrece TV es la misma que ofrece Internet, y también comenzaron a establecer límites a la cantidad de datos que se pueden transmitir en dicha conexión. Esto se debe a que hay canibalización entre sus servicios, y la TV sigue siendo de altos márgenes operativos. Mientras esta situación continue, será dificil que los deportes desaparezcan de la TV de paga.

    • Yo nunca he dicho que los deportes desaparecerán de la TV de paga, pero que el sistema es el que ha cambiado.
      Una opción es paquetes como los de MLB y NFL (dos ligas que tienen más ingresos que la Premier League) y otra opción será con sistemas dedicados al streaming (como sucederá con Amazon), a fin de cuenta mi argumento es el aparato televisión en sí. Formalmente no es muerte, es mutar.

Dejar una respuesta